La misa de Navidad de Jakub Jan Ryba, un símbolo de la Navidad checa

23-12-2017

La Misa Navideña Checa, de Jakub Jan Ryba, que sonó por primera vez en 1796 en una pequeña iglesia de Rožmitál pod Třemšínem, se ha convertido con el tiempo en una de las costumbres navideñas checas.

El órgano en la iglesia de Rožmitál pod Třemšínem, foto: Martina SchneibergováEl órgano en la iglesia de Rožmitál pod Třemšínem, foto: Martina Schneibergová La Navidad checa tiene sus grandes símbolos, sin los cuales los días navideños, y sobre todo la Nochebuena, son inconcebibles. Uno de ellos es la Misa Navideña Checa de Jakub Jan Ryba - maestro, organista y director del coro de la iglesia de Rožmitál pod Třemšínem.

El músico dejó a las generaciones venideras un cuantioso legado: centenares de composiciones sacras y numerosas misas. Jakub Jan Ryba fue un autor muy fructífero, que compuso 19 misas con motivo de las Fiestas de Navidad. Una de ellas es también la tan popular y conocida en las tierras checas Misa Navideña Checa, considerada como una de las joyas más preciosas de la cultura nacional y uno de los símbolos de la Navidad en este país.

En la Misa Navideña Checa, el compositor sustituyó el texto latino por el checo y la propia misa está compuesta por composiciones pastorales. La obra representa un diálogo de pastores en la mágica noche de Navidad, en que el Niño Jesús nació en Belén, transmitiendo una atmósfera de alegría, amor y bienestar.

Por lo tanto, la Misa Navideña Checa, de Jakub Jan Ryba, no puede ser catalogada como una misa litúrgica en el propio sentido de la palabra. Es más bien una composición pastoril, que tiene en Bohemia una larga tradición y que, a partir del siglo XVIII, adquirió en las tierras checas rasgos propios y originales.