Marcela Machotková, típica protagonista de Mařenka en ‚ La novia vendida‘

12-11-2016

En este espacio regular de los sábados en Radio Praga, reservado a la música clásica y el jazz, les presentaremos esta vez a la soprano checa Marcela Machotková. La popular intérprete de la ópera nacional de la segunda mitad del siglo XX, cumplió 85 años de edad en octubre de 2016. Les deseamos una agradable escucha.

Marcela Machotková en ‚La novia vendida‘, foto: PantonMarcela Machotková en ‚La novia vendida‘, foto: Panton Una admirable y profunda identificación con la música, excepcional voz, culta y seductora, y una excelente técnica de interpretación. Esto fue lo que caracterizó a la soprano Marcela Machotková, quien desde 1966 fue solista del Teatro Nacional de Praga. Actuó mayormente en óperas de compositores nacionales, siendo protagonista frecuentemente en las representaciones de ‘Rusalka’ (término checo para la ondina de los lagos), ‘La novia vendida’, ‘La zorrita astuta’ y otras. Se desempeñó asimismo en obras operísticas de compositores extranjeros, y ello tanto en su país, como en las Óperas de Viena, Moscú, Varsovia, La Haya y Ámsterdam.

La futura cantante de ópera nació en 1931 en la ciudad de Turnov, en el norte de Bohemia. Cuando alguien le preguntaba en su infancia cuál sería su profesión, ella siempre afirmaba que sería cantante. A sus tres años de edad ya se sabía y entonaba un sinnúmero de canciones populares, y pronto comenzó también a tocar piano. Durante los estudios en el Conservatorio de Praga, los profesores de Machotková trataron de convencerla de que en vez de al canto se dedicara al estudio profesional del piano, que dominaba muy bien, pero ella insistió en lo suyo.

Los primeros pasos en la ópera

Al terminar los estudios, Machotková se desempeñó varios años como solista del conjunto artístico militar denominado ‘Las alas de la Patria’, con el que recorrió todo el país. Su carrera profesional en el teatro comenzó en 1960 en la Ópera de la ciudad de Liberec, en Bohemia del Norte. Su atractivo timbre de voz, la amplitud de su registro y su excelente técnica cautivaron a los espectadores, y le trajeron a Machotková un alto reconocimiento de parte de la crítica musical.

Marcela Machotková (a la derecha) y Naďa Šormová en 'Dos viudas', foto: YouTubeMarcela Machotková (a la derecha) y Naďa Šormová en 'Dos viudas', foto: YouTube En Liberec le tocó actuar en especial en las óperas de Federico Smetana y Antonín Dvořák. En el rol de Mařenka en la ópera ‘La novia vendida’ de Smetana se presentó como invitada varias veces también en el Teatro Nacional de Praga.

En la temporada 1964-1965, Machotková aceptó la invitación para actuar en la Ópera de la ciudad de Pilsen, en Bohemia Occidental, donde entonces trabajaban dos excelentes directores de teatro checos, Bohumír Liška y Karel Vašata. Éstos se fijaron en el talento excepcional de Marcela Machotková y bajo su dirección la soprano fue desarrollándolo más todavía.

El cumplimiento de los sueños en el Teatro Nacional de Praga

En 1966 Machotková llegó a formar parte del elenco operístico del Teatro Nacional de Praga, como una de sus solistas. Para la cantante éste fue el cumplimiento de su sueño. Llegó a presentarse mayormente como protagonista de las óperas nacionales de Smetana, Dvořák, Janáček, Fibich y Foerster. Especialmente apreciados eran sus roles en las óperas de Federico Smetana, y la crítica afirmaba que su físico y su forma de actuar la predestinaban para interpretar a personajes femeninos de este renombrado compositor nacional.

La crítica afirmaba que su físico y su forma de actuar la predestinaban para interpretar a personajes femeninos de federico Smetana.

Gran fama se mereció no obstante también por la interpretación por ejemplo de papeles en las óperas de Mozart, como Doña Elvira en ‘Don Giovanni’, o Dorabella en ‘Cosi fan tutte’, y en las de Tchaikovski como Lisa en ‘La dama de picas’ o Tatiana en ‘Eugenio Onegin’.

En el año 1988 Marcela Machotková decidió abandonar el teatro y a sus 57 años de edad se jubiló, a pesar de que nada le impedía seguir cantando. Fue una decisión que nunca lamentó porque, según suele decir la cantante, siempre resulta mejor retirarse a tiempo y en medio de éxitos profesionales, que estar obligada a hacerlo cuando las fuerzas ya faltan y el talento comienza a cojear. Sin embargo, hasta el presente Machotková visita con frecuencia los teatros del país y sigue con gran interés las actuaciones de las nuevas generaciones de cantantes de ópera nacionales.

12-11-2016