Desde Satanás hasta los "Ángeles"

09-01-2006

Uno de los pocos grupos checos capaces de llenar salas deportivas y estadios de fútbol se llama Kabát, en español Abrigo, que debutó en el mercado musical en 1991. Desde aquel entonces se ha convertido en uno de los grupos más populares del país.

"Tengo sed", uno de los primeros éxitos de Kabát, catapultó a la formación entre los grupos más conocidos de la República Checa. También otros nombres de sus canciones insinúan claramente uno de los temas principales de Kabát, como por ejemplo "Beber, me gusta beber", "Orgías", y "Alcohólicos en la historia"; según esta canción, Galileo Galilei afirmó que la Tierra daba vueltas alrededor del Sol cuando tenía un fuerte mareo causado por el alcohol.

En un país con uno de los mayores niveles de consumo de cerveza, dichas letras "cayeron en tierra fértil", y estribillos directos que se pegan en la memoria, que aprovechan el humor y el énfasis, junto a melodías impactantes basadas en el rock hicieron, de muchas de las canciones de Kabát, éxitos que ocuparon las primeras posiciones en las listas de éxitos.

El grupo apostó al principio por cierta agresividad y vulgarismos, pero desde aquel entonces ha moderado sus posturas y expresiones.

"Como cada ente, el grupo se ha ido desarrollando y hoy día es más sabio e inteligente, por decirlo así", explica el líder del grupo, Josef Vojtek, "por ejemplo, ya sabemos que no hay que utilizar palabrotas para cantar sobre cosas que nos molestan", agrega el cantante.

El grupo surgió en 1990 en la ciudad de Teplice, al norte de la República Checa. Un año después la formación firmó un contrato exclusivo con la casa editorial Monitor/EMI, lo que abrió a la formación el paso hacia la audiencia en todo el país. Desde aquel entonces, Kabát ha lanzado al mercado unos diez títulos, vendiendo más de tres cuartos de millón de discos.

En 2000, el álbum "Go, Satanás, Go" agravió a varias personas que protestaban contra la instalación de vallas publicitarias que propagaban el álbum homónimo del grupo. Las autoridades rechazaron las quejas y como suele ocurrir en casos parecidos, este incidente finalmente hizo aumentar la venta del disco.

Como hemos dicho, las letras de Kabát eran, sobre todo al principio, muy controvertidas y, a pesar de su creciente popularidad, los críticos y los medios de comunicación lo pasaban por alto. Pero la situación poco a poco iba cambiando y en 2004 Kabát dominó en la encuesta realizada por la Academia de la Música Popular, consiguiendo la prestigiosa estatuilla de "Ángel" al mejor grupo, mejor disco del año y mayor número de recopilaciones vendidas.

El último disco, "Abajo en la mina", grabó Kabát en 2003, y sus fans esperan que los integrantes del grupo les deleiten este año con un nuevo álbum.

09-01-2006