La cantante checa con corazón latino

15-11-2010

De sangre checa, con el corazón latino y viviendo ahora en Nueva York, la cantante y compositora Marta Töpferová ha cosechado grandes éxitos con un repertorio, en su mayoría en español, y actualmente está centrada en la creación de un disco plenamente en inglés.

El dulce aspecto de Marta Töpferová puede no concordar con la voz penetrante que emerge de sus cuerdas vocales, pero sin duda, es su atributo más representativo.

Su pasión por la música surgió ya de muy pequeña cuando empezó a cantar en el coro praguense Mládí. Pero su carrera musical no despegó hasta que emigró a los Estados Unidos y conoció de primera mano la cultura latina. Fue entonces cuando supo claramente hacia dónde dirigiría su proyección musical y que se dedicaría a cantar en español. Por este motivo, empezó a estudiar el idioma y estuvo seis meses en España mejorando su español. Además, también hizo clases de voz, guitarra y baile, según cuenta la misma Töpferová en entrevista con Radio Praga.

“Yo salí de la antigua Checoslovaquia en 1987 con mi mamá y mi hermana. La verdad que para mí fue un choque cultural muy fuerte. Como inmigrante en los EEUU, entonces me identifiqué sobre todo con otros inmigrantes. La comunidad hispana es una de las más fuertes, empecé a conocer el español, la música latinoamericana y empecé a estudiar y surgió una pasión bastante fuerte por esta música y por esta cultura y ya, durante los últimos 19 o 20 años me dedico a esto”.

Veinte años durante los cuales ha tenido grandes maestros como el cuatrista y cantante venezolano Roberto Fuentes y también ha colaborado con importantes artistas como la cantante colombiana Lucía Pulido.

Durante este largo período ha escrito más de 60 canciones y ha producido cinco discos. Cuatro de ellos en español, con los títulos de ‘Sueño Verde’, ‘La Marea’, ‘Flor Nocturna’ y el más reciente, ‘Trova’. Otro de sus trabajos es el disco a capela llamado ‘Homenaje a la Patria’, una colección de canciones folclóricas checas, moravas y eslovacas. Pero a pesar de cantar en su lengua materna, Marta Töpferová prefiere hacerlo en español. El idioma con el que mejor se siente transmitiendo sus letras, su música y sus sentimientos, prosigue la cantante.

“Yo me sentía muy cómoda, muy a gusto en español, sentía también que los valores de la gente se parecía más a los valores checos, que la gente tiene más tiempo para ti, la gente valora mucho la amistad, la familia. Es algo mucho más que un transmitir en el idioma, es una conexión, es una afinidad que yo sentía y a través de eso me expresaba, yo creo que bien”.

Nunca ha renegado de sus raíces, por lo que en su música se puede apreciar una mezcla de la tradición latinoamericana como el vals venezolano, la cueca argentina o la bomba puertorriqueña junto con la esencia musical del folclor checo.

Pero ahora, la cantante siente que es momento de hacer un cambio. Han tenido que pasar más de veinte años para sentirse cómoda en los Estados Unidos y poder digerir ese gran choque cultural que le tocó vivir cuando llegó al país. De manera que está preparando su primer álbum en inglés, donde quiere reflejar sus sentimientos de exilio. Al mismo tiempo, tiene en mente realizar un concierto en los tres idiomas, checo, español e inglés, donde explicaría sus propias experiencias a través de las muchas transiciones que ha vivido a lo largo de los años, como explica Marta Töpferová.

“Pero ahora quisiera presentar un concierto donde empezaría en checo con algunas canciones folclóricas que contaría más sobre mi niñez. Luego la transición, sobre esta historia de la inmigración, lo que pasó, mostrar ese trabajo que he hecho en español, algunos temas folclóricos, algunos temas míos. Y luego pasar a esa última etapa, de presentar este trabajo en inglés y ya sentirme más integrada a la sociedad estadounidense y presentarlo como una historia más personal”.

Según Marta Töpferová, ‘es lindo compartir y aportar algo personal a través de la música’ y eso es lo que seguro logra hacer ella con su música.

15-11-2010