Michal Tucný: "El último vaquero"

15-08-2005

"El último vaquero", "Una mujer maravillosa" y "Desearía ser un osito", estos son los títulos de algunos de los éxitos inmortales de Michal Tucný, el gran compositor y cantante de la música country de la República Checa.

Tenía 16 años cuando se presentó al público por primera vez, pero entonces era el percusionista del grupo "The Makers". Trabajó como vendedor, cartero, en navidad vendía carpas, el pescado tradicional de esa época, pero lo que más le gustaba era cantar.

Todo cambió a partir de 1967, cuandoMichal Tucny asistió al festival checo Porta como invitado del grupo Rangers. Su voz, su personalidad y su dicción sirvieron para que Rangers y su invitado se hicieran con el primer premio del festival. Un año después participó nuevamente en Porta, pero con su propia banda Rivals, en la que le acompañaba su hermano, juntos ganaron uno de los premios principales del festival y Michal Tucny ganó popularidad a nivel nacional.

El gran cambio se dio en 1970. El grupo Greenhorns de Praga buscaba cantante, Michal Tucny se había quedado sin banda porque su hermano hacía el servicio militar obligatorio y la banda no pudo continuar.

A partir de ese momento la estrella de Michal Tucny empezó a brillar muy, pero muy alto en el firmamento de la música country de la República Checa. Sus seguidores se multiplicaron pronto y Michal Tucny se convirtió en el sinónimo de la música country checa.

Además de ser un cantante con una voz a la medida del country, Michal Tucny fue reconocido como compositor y letrista envidiado por sus colegas. La súbita muerte de Michal Tucny en 1995, cuando tenía 48 años, dejó un gran vacío ya que como decían sus amigos y seguidores, Michal Tucny fue el "último gran vaquero" de la música country checa.

15-08-2005