Míla Spazierová, melancólica dama de la chanson checa

23-01-2006

Delgadísima, dotada de un peculiar donaire y de un timbre irrepetible de voz- así fue la cantante Míla Spazierová, la mejor intérprete checa de chansons de finales de los años treinta y de la década de los 40.

Míla SpazierováMíla Spazierová "Hledám ke svému stínu stín"- "Busco una sombra que acompañe a la mía". Esta canción la interpretó Míla Spazierová en el melodrama fílmico "Para el compañero" del director Miroslav Cikán, que llegó a los cines checos a principios de 1941. La artista aparece en la cinta en una larga secuencia, encarnando una cantante que interpreta un melancólico waltz, acompañada por la orquesta de Jaroslav Malina.

Míla Spazierová nació en la ciudad de Ceské Budejovice, metrópoli de Bohemia del Sur. El destino de esta joven extraordinariamente talentosa y bella estaba marcado desde un princio por cierta volubilidad: no llegó a terminar el liceo, durante un breve período estudió el canto, intentó el dibujo. La atraía el Teatro de Bohemia del Sur a cuyos actores causaba admiración por sus conocimientos de literatura y su donaire.

Impulsada por su vocación para las artes plásticas, la joven acabó por inscribirse en la Escuela de Artes Decorativas en Praga donde frecuentó el curso de confección de encajes. Terminados los estudios, regresó a Ceské Budejovice donde su madre le instaló una tienda de objetos de arte. En su ciudad natal vivió su primer amor fatal: su novio falleció trágicamente. La joven se encerró en sí misma y toda su vida posterior quedó ensombrecida por sentimientos de amargura y vacío.

A medidados de los treinta Míla Spazierová regresó a Praga donde se ganaba la vida confeccionando objetos de arte, pintanto y bordando. En 1937 empezó a grabar para el sello Ultraphon.

La musicalidad natural de Míla Spazierová la convirtió en la mejor intérprete de chansons de su época. La discográfica Esta creó para la cantante a principios de los 40 una serie especial, titulada "La moderna chanson checa", para la cual la intérprete grababa composiciones de los mejores compositores y letristas.

Fue la intérprete ideal para el joven compositor Jirí Srnka de cuyas chansons no podía prescindir ninguna película de aquella época. En 1940 grabó para la taquillera película "El pasado de Jana Kosinová" la canción "Lejanías azules" de Jirí Srnka con la poética letra de K.M.Walló.

Míla Spazierová cantó y actuó en varios filmes- por ejemplo en la película Valentín el Bondadoso interpretó la canción "Canto a las flores" y en 1941 encarnó el papel de una danzarina en la película "Zapatitos de la señorita Paulina".

Las últimas grabaciones de Míla Spazierová salieron en 1951 en el sello Supraphon- una de ellas fue el waltz "Kdyz jsem kytici vázala"- "Cuando ataba un ramo de flores" de Jaroslav Jezek, con la letra de Jirí Voskovec y Jan Werich. No cabe duda de que las grabaciones de esta extraordinaria cantante merecerían ser más divulgadas.

23-01-2006