Petr Spálený, discreto coleccionista de temas de la vida

13-02-2006

A su haber tiene un sinnúmero de discos y a pesar de actuar en los escenarios musicales desde hace unas cuatro décadas, sigue teniendo en la República Checa muchísimos fans. La inconfundible voz ronca de Petr Spálený y los textos de sus canciones que reflejan temas de la vida real, le ganan simpatías de personas de todas las edades.

En el mundo de la música irrumpió a finales de los años sesenta, situándose pronto entre los cantantes más populares de esa época. De sus demás colegas se diferenciaba por su característica voz ronca. Mientras que los fans de Spálený calificaban la voz del cantante como encantadora, muchos musicólogos no entendían, cómo una persona con esa "voz indomable" lograba tener tanto éxito. En el año 1971, Petr Spálený ocupó el segundo lugar en la encuesta El ruiseñor de oro. A partir de ese momento sería galardonado en reiteradas ocasiones.

"Lloraba el bebé", "La dama con unos kilos demás", "Josefina" y "Hasta luego, Tania" son canciones que conocen todos los checos que hayan pasado los cuarenta, así como muchos jóvenes. Es sobre todo por lo simple de los textos de esas canciones, fáciles de guardar en la memoria y con las que, además, identificamos nuestras vivencias y sensaciones cotidianas.

Petr Spálený actuó durante su carrera artística en muchos países europeos, así como en Cuba y Estados Unidos. En los últimos años prefiere quedarse en la República Checa y cuando es invitado a ofrecer un concierto en el exterior, acepta sólo si no tiene que viajar en avión.

"Varias veces me invitaron a Estados Unidos y a Australia, pero lo he rechazado, porque no quiero viajar más en avión. He visitado ya muchos países y tantas veces la suerte me acompañó al viajar en avión que me temo que un día podría abandonarme. Un cierto día me dije ¡Basta! y desde entonces sólo viajo por carretera o vía férrea", señala Petr Spálený.

El álbum de Spálený "Me quedaré en este planeta", del año 2001, fue elegido como "El mejor álbum musical del año". Su último CD, lanzado al mercado en el otoño de 2005 se titula Jackpot. En varias de sus canciones Spálený se presenta como cantante así como autor del texto o de la música. A pesar de que el título del CD habla de juegos de azar, Petr Spálený aclara que ese es el título de la primera canción del CD y que hay que concebirlo con cierta dosis de ironía.

"Yo nunca he ganado nada, pues nunca me han gustado los juegos de azar. No soy de las personas que se entregan a esos juegos. Estoy convencido de que hay cosas mucho mejores en este mundo", afirma Petr Spálený.

La mayor fortuna, según Petr Spálený, son su familia, sus canciones y su público. Y a su fiel público quiere seguir catándole mientras ése quiera escucharle.

13-02-2006