Saltando la cuerda al compás del reggae

14-01-2008

Hay pocos grupos que tocan reggae en la República Checa. La banda Švihadlo, que en 2008 celebra los 25 años de existencia, es uno de los pioneros de este género musical en el país.

Reggae siempre ha sido un género musical minoritario en Europa Central. Últimamente, además, ha quedado eclipsado por su precursor, el ska, que está más de moda.

A pesar de ello, uno de los veteranos checos de reggae, Švihadlo, ganó en 2006 el prestigioso premio musical Ángel en la categoría Reggae & Ska por el álbum Los Ojos Abiertos.

Švihadlo, es decir, ‘cuerda’ en español, es conocido como uno de los grupos que jamás decepcionan a sus fans, ya que no suelen experimentar y durante más de dos décadas siguen adelante por la ruta pavimentada por el clásico compás del reggae.

Sin embargo, esta formación proveniente de la ciudad de Mladá Boleslav, situada en Bohemia del Norte, surgió a principios de su carrera bajo el nombre Salida de Emergencia, tirando más al punk que a los ritmos jamaiquinos, según recuerda Petr Šturma, fundador del grupo y el único integrante activo de la banda desde su creación en 1983.

“Hace mucho tiempo desde que surgió el grupo. En aquel entonces estaba de moda la Nueva Ola y nosotros todavía no sabíamos tocar muy bien, así que nuestra música era más cruda y estaba más cerca del punk. En principio tocábamos sólo con batería, bajo y guitarra. Después incorporamos el teclado y los instrumentos de viento”, sostuvo.

Petr Šturma, además de fundador, es guitarrista, cantante y autor de la mayoría de las canciones del grupo y realizó estas declaraciones en un documental rodado por estudiantes de la escuela secundaria de medios de comunicación.

 

Švihadlo se convirtió en una auténtica banda de reggae definitivamente al fichar a un cantante proveniente de Jamaica, es decir, de la cuna de ese género musical. El jamaicano Vincent Richards primero se presentó con el grupo como invitado especial para convertirse posteriormente en miembro permanente de la formación.

Richards, que canta y rapea en inglés, indicó que empezó a actuar con Švihadlo prácticamente por casualidad.

“Llegué a Checoslovaquia en el año 88 u 89. Un amigo mío me persuadió para que acudiera a un festival efectuado en Řevnice. Fui allí y alguien me puso el micrófono en la mano, diciendo que si soy de Jamaica, por lo menos debería saber saltar en el escenario y desde aquél entonces salto con la Cuerda”, señaló Vincent Richards.

Švihadlo entró de manera más amplia en el subconsciente de los aficionados a la música en 1988, al presentarse en un concierto con las estrellas checas Yo Yo Band y Laura a její tygři.

El grupo ha dado a lo largo de su existencia centenares de conciertos tanto en la República Checa, como en el exterior, en Polonia y Croacia, por ejemplo. En 2000, incluso realizó una gira por China.

La banda ha grabado hasta la fecha cuatro discos: Reggae Vol. 1, Sol, Sólo no lo voy a disfrutar y Los ojos abiertos.

Se puede decir que los discos de Švihadlo no sobresalen de la imagen simplificada que existe en general acerca del reggae, o sea, de que se trata de una música de compás lento y mecedor envuelto en un penetrante olor a marihuana.

Uno de los mayores éxitos del grupo se llama La Hoja Verde, cuya letra simplemente constata que la hoja verde hay que sembrarla, rociarla, dejarla crecer, cosecharla y secarla para liarla después y fumarla durante el resto de año.

www.svihadlo.com

14-01-2008