El metro de Praga volverá a funcionar a partir del año entrante

02-10-2002

El metro de Praga debería reanudar su funcionamiento a más tardar en marzo del año entrante. Las recientes inundaciones afectaron un tercio de las 50 estaciones en las tres líneas del metro capitalino.

El metro de Praga, estación FlorencEl metro de Praga, estación Florenc La inundación del metro ha acarreado graves problemas en la capital checa. La ciudad continúa colapsada, las líneas del metro han sido substituídas por autobuses. A pesar del gran esfuerzo que realizan los trabajadores de la Empresa de Transportes Checa la situación es sumamente tensa y complicada.

En declaraciones a los medios de comunicación, representantes del Ayuntamiento de Praga sostuvieron que el metro debería volver a la normalidad a más tardar en marzo del año entrante.

El metro de Praga, estación FlorencEl metro de Praga, estación Florenc "A más tardar el 30 de marzo del año entrante debería reanudarse el funcionamiento en las estaciones Krizikova e Invalidovna. Las otras líneas podrían funcionar por completo a partir del 21 de diciembre y otras en enero. Pero insisto en que la fecha tope es a finales de marzo de 2003", informó Zdenek Kovarik del Ayuntamiento de Praga.

El metro de Praga fue inaugurado el 9 de mayo de 1974. Su primera línea fue la C con nueve estaciones y casi 10 kilómetros de extensión. Desde entonces el metro funcionó a las mil maravillas hasta que a mediados de agosto pasado las aguas lo inundaran como consecuencia, en muchos casos, de un mal trabajo a la hora de la construcción.

El metro de Praga, estación FlorencEl metro de Praga, estación Florenc Especialistas en la materia opinan que sería bueno aprovechar la reconstrucción del metro de Praga, impuesta por las inundaciones, y poner fin de una vez por todas a la huella de la época totalitaria.

El metro de Praga fue construído en las dos últimas décadas del régimen comunista en los marcos de la llamada "Construcción de la Amistad Checoslovaco-soviética", y muchos expertos alertan en una serie de fallos y desperfectos que deben eliminarse para hacer del metro de Praga un lugar seguro para los pasajeros.

02-10-2002