¿Han sido exageradas las medidas de seguridad?

25-11-2002

Aproximadamente 12 mil policías vigilaron Praga durante la cumbre de la OTAN. Se esperaba que en las calles hubiera el mismo número de adversarios de dicha organización. No obstante, al final el total de manifestantes contra la Alianza Noratlántica fue mucho menor.

Foto: CTKFoto: CTK La policía checa gastó millones de euros por el equipamiento y sueldos de su personal, así como por la técnica que finalmente no ha utilizado durante las manifestaciones. Terminada la cumbre, se empieza a discutir si las medidas de seguridad no fueron demasiado exageradas.

Durante la mayor manifestación contra el Pacto de Alianza Noratlántica se reunieron en las calles de la capital checa sólo cerca de 1500 anarquistas. Según indicaron representantes de la Federación Anarquista Checoslovaca, las protestas contra los pactos militares nunca han contado con un número elevado de manifestantes, a diferencia de las manifestaciones contra la economía y la globalización, y que sería por primera vez si durante las mismas se hubieran producido enfrentamientos con la policía.

Por su parte, el ministro del Interior, Stanislav Gross, señaló que fue la policía la que impidió que se produjeran disturbios en las calles, hecho que se debe también a los controles aduaneros, por los que se quedaron sin pasar más de 300 personas sospechosas del exterior.

Foto: CTKFoto: CTK "El filtro establecido en las fronteras trajo como consecuencia que mucha gente no llegara a entrar a la República Checa, aunque lo tenía previsto. Es decir, que toda la operación fue muy lograda y si alguien echa de menos la sangre en las calles, es su problema y en absoluto nuestro".

Los praguenses todavía se acuerdan bien de la cumbre del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que tuvo lugar en la capital en el año 2000, cuando los radicales militantes destruían a Praga y los mal equipados policías no fueron capaces de pararlos. Por ello, no es de extrañar que la policía, que en aquel entonces fue sometida a una crítica acerba por no estar adecuadamente preparada, esta vez prefirió sobredimensionar las medidas de seguridad contra eventuales disturbios, y ahora tendrá que verse sometida a la crítica por haberlas exagerado.

Fotogalería: La cumbre de la OTAN en Praga, haga click aquí.

25-11-2002