150 años limpiando la nieve de las carreteras

20-12-2017

Desde quitanieves de madera tirados a caballo hasta las tecnologías más modernas. En eso se centra la exposición dedicada a los 150 años del servicio de mantenimiento de carreteras checo abierto en Vikýřovice, Bohemia Nororiental.

Foto: archivo del Museo de Carreteras de VikýřoviceFoto: archivo del Museo de Carreteras de Vikýřovice El servicio de mantenimiento de carreteras siempre se ve sorprendido por la llegada de las nevadas. Con esas palabras suelen refunfuñar cada año los conductores al hablar de la viabilidad de las carreteras nacionales al llegar el invierno.

Pero la verdad es que a veces no es suficiente ni siquiera el mayor estado de alerta para mantener transitables algunas de las vías, sobre todo en las zonas montañosas. Como por ejemplo en la carretera del Collado de Montes Rojos en la región de Jeseníky, cerca de la frontera checo-polaca, según dice la jefa del Museo de Carreteras de Vikýřovice, Alena Turková.

Foto: archivo del Museo de Carreteras de VikýřoviceFoto: archivo del Museo de Carreteras de Vikýřovice “Se trata de la carretera nacional checa ubicada a la mayor altura sobre el nivel del mar. Desde siempre ha habido problemas para mantenerla transitable y dicho tramo sigue siendo problemático hasta la fecha. Por ejemplo en 1966 hubo de usarse allí un gran arado agrícola para quitar la fuerte capa de nieve acumulada en la zona”, señaló.

La información por escrito sobre el mantenimiento de carreteras organizado en tierras checas data del siglo XIX, aproximadamente. A principios se usaban sobre todo herramientas manuales.

“Los habitantes utilizaban palas, picos y material antideslizante para quitar la nieve dentro del municipio y más tarde también fuera del mismo. A fines del siglo XIX empezaron a utilizar quitanieves de madera tirados por caballos o ganado”, indica Alena Turková.

Foto: archivo del Museo de Carreteras de VikýřoviceFoto: archivo del Museo de Carreteras de Vikýřovice El mantenimiento de las carreteras pasó a ser obligatorio por una ley emitida en 1877.

“Sobre todo si se producía una calamidad, los habitantes se veían obligados a ayudar con el mantenimiento de las carreteras. En caso de no poder hacerlo, tenían que pagar una tarifa que se utilizaba para pagar a los encargados profesionales. Este oficio era antes bastante respetado entre la población”, agrega la jefa del Museo de Carreteras.

Foto: archivo del Museo de Carreteras de VikýřoviceFoto: archivo del Museo de Carreteras de VikýřoviceMientras que hoy día los operarios de mantenimiento de carreteras más bien suelen convertirse en blanco del enojo de los conductores en caso de que las carreteras no estén en un estado absolutamente perfecto.

La exhibición, que ofrece desde imitaciones de máquinas históricas hasta una amplia fotodocumentación sobre el mantenimiento de carreteras actual, permanecerá abierta hasta el próximo 3 de marzo.

20-12-2017