Abortos seguirán siendo legales en la RCh

31-03-2004

El aborto seguirá siendo legal en la República Checa. Tras un agitado debate, los diputados rechazaron este martes un proyecto de ley que contaba con casi una prohibición absoluta de los abortos.

Penas de hasta cinco años para los médicos que realicen abortos y permiso de abortar sólo para las mujeres que han sido violadas y cuya vida esté amenazada por el parto. También esto estipula una propuesta de ley sobre el aborto elaborada por el democristiano Partido Popular. La aplastante mayoría de los legisladores la rechazó.

La votación la precedió un emotivo debate de tres horas. "No deseo el retorno de las viejas parteras", dijo uno de los detractores de la prohibición del aborto. "En caso de prohibirlo, deberíamos prohibir también el sexo no practicado con el fin de embarazarse", argumentó otro adversario del proyecto, la diputada Milada Emmerová, y añadió:

"Pero lo ideal sería si las cosas no avanzaran hasta tal punto que la mujer empezara a considerar la posibilidad de abortar".

Algunos partidarios de la prohibición se refirieron al aborto como un homicidio.

"Tal vez la gente se percate de que terminar voluntariamente con el embarazo no es tan sólo otra forma de anticoncepción, sino que una profunda e indeseable intervención en la vida del hombre", así lo opinó el diputado Petr Pleva.

Aunque el proyecto fue rechazado, los democristianos no se resignan y planean presentar pronto una nueva propuesta legislativa que prohiba los abortos.

Desde su legalización en 1960, casi tres millones de interrupciones se realizaron en la República Checa. En años últimos el número de abortos ha bajado significativamente, lo que se debe tanto a una oferta más variada de anticonceptivos como al avance en el planeamiento de la familia.

31-03-2004