Adolescentes checos desean éxito e independencia

14-11-2005

Los adolescentes checos han cambiado. Mientras que hace trece años su meta principal era incorporarse exitosamente en la sociedad y tener muchos amigos, los adolescentes actuales centran atención en sí mismos.

Hoy los quinceañeros son más egocéntricos. Lo más importante para ellos es imponerse, alcanzar éxito e independencia. Por otro lado no tienen la menor idea de cómo lograrlo. Esto se desprende de los resultados de un estudio comparativo publicado por Stanislav Stech, de la Facultad de Pedagogía de la Universidad Carolina de Praga. Según el científico, la amistad, la solidaridad y las relaciones interpersonales significan poco para la juventud actual.

Las opiniones sobre la joven generación varían en la sociedad checa, como demuestra la siguiente miniencuesta.

"No estoy de acuerdo con la opinión generalizada de que los escolares actuales son peores que antes. En primer lugar, depende de la educación de los padres. Yo trabajo con niños y puedo afirmar que entre ellos hay muchos de buen carácter".

"Los niños cambian porque los tiempos cambian. Hace 20 años la calculadora fue para nosotros algo traído del Cosmos. Actualmente, cada escolar del primer grado dispone de un teléfono celular. Y esto les parece algo normal. Los niños cambiaron y los únicos culpables somos todos nosotros".

"Los niños son el resultado de la educación de sus padres. Sin embargo, no hay que olvidar la influencia de los medios de comunicación y, sobre todo, de los spots publicitarios que enseñan a los jóvenes a ser consumidores. Tienen una influencia nefasta sobre ellos también las películas de horror y los juegos electrónicos".

Los expertos atribuyen los cambios en el comportamiento de los adolescentes a la educación familiar. Aseguran que los padres trabajan más y dedican menos tiempo a sus hijos.

14-11-2005