Agricultores checos exigen igualdad de condiciones en la UE

04-06-2003

Miles de agricultores checos irrumpieron este miércoles a varias ciudades del país para demandar al Gobierno garantías de que no serán discriminados cuando la República Checa entre en la Unión Europea.

Miles de agricultores checos demostraron sus preocupaciones de la posible discriminación en la Unión Europea, foto: CTKMiles de agricultores checos demostraron sus preocupaciones de la posible discriminación en la Unión Europea, foto: CTK En Praga la protesta se efectuó ante la sede del Gobierno. "Queremos las mismas condiciones que tienen los agricultores de la Unión Europea", decían las pancartas de los manifestantes. A los agricultores checos no les gusta que el primer año del ingreso de la República Checa en la Unión, recibirán sólo el 25 por ciento de las subvenciones directas concedidas a sus colegas de los países miembros. Frantisek Mariánek, director de la cooperativa de la localidad de Lodenice, Moravia del Norte, indicó que el sector enfrenta serias dificultades causadas en gran medida por las fuertes inundaciones del año pasado y que de no recibir ayuda enfrentaría una profunda crisis.

Miles de agricultores checos demostraron sus preocupaciones de la posible discriminación en la Unión Europea, foto: CTKMiles de agricultores checos demostraron sus preocupaciones de la posible discriminación en la Unión Europea, foto: CTK "Si el Gobierno no nos ayuda y no compensa a los agricultores con otro tipo de subvenciones, nuestra situación será pésima", afirmó Mariánek.

Los agricultores checos exigen del Gobierno garantías de que las reducidas cuotas serán compensadas con otras dotaciones al sector. Temen que, en vista del creciente déficit del presupuesto estatal, el Gobierno les niegue los prometidos recursos financieros.

El ministro de Agricultura checo, Jaroslav Palas, apoya las demandas de los agricultores y este miércoles presentó al Gobierno un proyecto de compensaciones al sector agrario checo.

"Es nuestro deber asegurarles a nuestros agricultores al menos las mismas condiciones que tienen sus colegas de los demás países candidatos, como por ejemplo, Polonia y Hungría", sostuvo Jaroslav Palas.

El ministro propone concederles dotaciones para igualar así el 55 por ciento de las subvenciones directas. Tras la entrada en la Unión, el límite de las subvenciones directas debería ir creciendo cada año en otro cinco por ciento.

04-06-2003