Al 30% de los checos no le importaría comprar un coche en Internet

19-02-2019

La venta de coches por Internet en la República Checa es todavía algo minoritario, pero cada vez más personas se plantean esta opción como algo normal.

Foto: JESHOOTS / Pixabay / CCFoto: JESHOOTS / Pixabay / CC Las compras a través de Internet son ya el día a día de los ciudadanos modernos, pero en el sector automovilístico todavía no está muy extendida esta práctica. No obstante, se comienzan a dar algunos cambios.

Según un estudio llevado a cabo por la compañía EY y la agencia STEM/MARK, el 30% de los checos estaría dispuesto a comprar un coche en Internet. Este porcentaje se incrementa entre los más jóvenes, como señaló para la Radiodifusión Checa el director de análisis para el sector automovilístico de la compañía EY, Petr Knap.

“El 40% de las personas de entre 20 y 29 años pueden imaginarse comprando un coche a través de Internet. Este sector es el que está creciendo gradualmente. Esta opción será cada vez más normal en el futuro y muchos de ellos la elegirán”.

La norma sigue siendo sin duda acudir a un establecimiento físico y ver el coche personalmente a la hora de adquirir un vehículo. Pero crece el número de compañías que ya se han planteado incluir entre sus servicios la venta en línea.

Una de las primeras empresas que comenzó a hacerlo en la República Checa fue Alza.cz, quien ya recibe pedidos de tales características, tal y como explicó su portavoz, Patricie Šedivá.

“Hemos vendido tres Tesla. De otras marcas no puedo dar información por las condiciones de nuestros contratos. Pero hemos vendido también decenas de motos eléctricas”.

También añadió recientemente esta forma de compra a través de Internet la compañía de venta de automóviles Mototechna, cuyo negocio ofrece además la oportunidad de probar el coche durante un mes antes de pagar su precio completo, según indicó el director de la empresa, Stanislav Gálik.

Foto: petto123 / CC0 / PixabayFoto: petto123 / CC0 / Pixabay “Actualmente, en nuestra página web los clientes tienen la oportunidad de elegir el vehículo que les gusta y ponerlo en la cesta. Después, a través de una ventana de pago se abona un depósito y le enviamos el automóvil a casa. El cliente ahora puede probarlo durante un mes, y si está contento y quiere quedárselo, paga el resto en alguna de nuestras oficinas“.

Las cifras apuntan a que cada vez hay más interés en la adquisición de automóviles por Internet, y con el paso del tiempo irán surgiendo más opciones. De esa opinión es Luděk Vokáč, periodista del diario Lidové Noviny.

“Por supuesto el número de ventas a través de Internet va a crecer. Por ahora son relativamente pocas. Se debe a que todavía no hay muchas tiendas donde sea posible hacerlo. Pero cuando la oferta se incremente, también aumentará el interés de la gente”.

El futuro de este sector puede depender en gran parte de las decisiones que tomen al respecto las propias compañías automovilísticas, quienes podrían empezar a vender de esta forma sus propios coches sin utilizar intermediarios.

Aunque por otro lado, la existencia de concesionarios independientes permite a las grandes marcas delegar trabajo de reparación y comunicación con el cliente en estos establecimientos.

19-02-2019