Alemania indemnizará a gitanos checos que sobrevivieron el Holocausto

05-08-2016

Los gitanos checos que sobrevivieron el Holocausto recibirán una indemnización de 2.500 euros cada uno de parte de Alemania. Este es el resultado de las negociaciones de varios meses de duración, mantenidas entre las autoridades alemanas y checas. Para los gitanos es una buena noticia, ya que se reconoce que víctima del Holocausto fue también esta etnia, además de los judíos.

Foto: Museo del Holocausto de EE.UU, public domainFoto: Museo del Holocausto de EE.UU, public domain Las negociaciones entre Praga y Berlín sobre la indemnización de los sobrevivientes gitanos checos del Holocausto concluyeron hace poco y las autoridades alemanas prometieron compensar a los gitanos checos por los horrores sufridos.

El dinero, concretamente 2.500 euros a cada uno de los afectados, debería ser reembolsado por el Fondo alemán para la reparación de las víctimas no judías. Sin embargo, no se estableció ninguna fecha concreta para la entrega de las indemnizaciones. Además, beneficiados serán exclusivamente los sobrevivientes directos del Holocausto, pero no sus descendientes, según recalcó en entrevista telefónica a la Radiodifusión Checa, Jiří Šitler, actualmente embajador en Suecia, quien había encabezado las negociaciones con Alemania sobre la indemnización a los sobrevivientes gitanos checos del Holocausto.

 Jiří Šitler, foto: archivo del Ministerio de RR.EE. de la RCh Jiří Šitler, foto: archivo del Ministerio de RR.EE. de la RCh ”La compensación le corresponderá exclusivamente a los sobrevivientes gitanos del Holocausto y no a sus descendientes. Se trata de personas que sobrevivieron los campos de concentración nazi, como el de Lety, en territorio de Bohemia, y el de Kunštát, en Moravia, a los que eran enviados gitanos de toda Europa, o también el de Auschwitz, en Polonia. La indemnización incluye igualmente a gitanos que pasaron varios años en la clandestinidad para no ser deportados por los nazis a campos de concentración. Pero en todo caso el acuerdo atañe a sobrevivientes directos del Holocausto”.

El embajador Šitler indicó que esas personas tienen actualmente entre 80 y 85 años de edad y algunas se encuentran en muy mal estado de salud. Se supone que la indemnización de las autoridades alemanas podrían recibirla unas 20 personas o como máximo unas cuantas decenas de gitanos checos, pero en ningún caso se tratará de centenares de personas.

Lubomír Zaorálek, foto: archivo del Ministerio de RR.EE. de la RChLubomír Zaorálek, foto: archivo del Ministerio de RR.EE. de la RCh El Comité checo para la compensación por el Holocausto gitano se empeña desde hace tiempo por alcanzar el reconocimiento del derecho de los gitanos a una indemnización por parte de Alemania. En febrero del año pasado pidió respaldo al Ministerio de RR.EE. checo y el jefe de esa cartera, Lubomír Zaorálek, impulsó el inicio de negociaciones a nivel de ministerios. La parte alemana reaccionó de forma positiva, pero fue necesario legalizar ese paso.

Lo cierto es que la indemnización de los gitanos por los horrores sufridos durante la Segunda Guerra Mundial llega bastante tarde. Esto se debe en especial a que el proceso de reconocimiento de que el Holocausto afectó trágicamente también a los gitanos además de a los judíos, llevó bastante tiempo, afirma Jiří Šitler.

El monumento a los gitanos en Lety u Písku, foto: archivo de Radio PragaEl monumento a los gitanos en Lety u Písku, foto: archivo de Radio Praga ”En Chequia, al igual que en Alemania, fue muy paulatino el proceso de reconocimiento de que los gitanos pasaron por algo semejante a los judíos, o sea que fueron expuestos a los intentos de los nazis por hacer desaparecer esa etnia por completo, al genocidio radical. Hasta los años 80 no se hablaba del Holocausto gitano. En Europa Occidental así como en Chequia, ese tema apareció hasta en los años 90. Y hasta en los últimos 15 o 20 años se admite que los sobrevivientes gitanos del Holocausto deberían gozar de los mismos derechos que en el caso de los judíos”.

Una compensación por el Holocausto la recibieron también los gitanos holandeses, y los de Rumania y otros países están a la espera de que sus demandas frente a Alemania sean atendidas.

La República Checa también tiene su deuda para con los gitanos. En las cercanías del antiguo campo de concentración nazi para gitanos, en Lety, Bohemia del Sur, se encuentra hasta el presente un criadero de cerdos. Desde hace años el Gobierno promete impulsar la eliminación de la granja, pero hasta el presente la situación sigue sin cambio. En 2010 fue abierto en Lety un monumento a los gitanos que pasaron por el campo de concentración local.

Los nazis crearon ese establecimiento en agosto de 1940 y hasta mayo de 1943 fueron internados en él 1.308 gitanos de toda Europa, de los que 327 fallecieron allí. Más de 500 gitanos fueron enviados de Lety a Auschwitz. Después de la guerra regresaron de los campos de concentración unos 600 gitanos. En el caso de los gitanos checos, se calcula que los nazis asesinaron al 90% de su población.

05-08-2016