Alemania y el V4 acuerdan ayudar en el problema de la migración

08-02-2019

Los países del Grupo Visegrád y Alemania acordaron en Bratislava aplicar un programa de ayuda humanitaria en Marruecos a fin de ayudar de forma concreta en la solución de la crisis migratoria a la que se ve enfrentada Europa.

De izquierda: Angela Merkel, Peter Pellegrini y Andrej Babiš, foto: ČTK/Mikula Martin De izquierda: Angela Merkel, Peter Pellegrini y Andrej Babiš, foto: ČTK/Mikula Martin

Andrej Babiš, foto: ČTK/Mikula MartinAndrej Babiš, foto: ČTK/Mikula Martin Bratislava, la capital de la República Eslovaca, fue la sede este jueves de un encuentro de los primeros ministros de los países del Grupo de Visegrád, integrado por Chequia, Polonia, Eslovaquia y Hungría, con la canciller alemana, Angela Merkel. Además de temas de la Unión Europea como las próximas elecciones al Parlamento Europeo y el presupuesto comunitario, la atención de los presentes se centró en los problemas de la migración a Europa desde África y Asia.

Los países presentes en la reunión acordaron aplicar un proyecto de ayuda a Marruecos, país donde se concentra actualmente y desde donde fluye a Europa el mayor número de inmigrantes ilegales, según recalcó el primer ministro checo, Andrej Babiš.

“La mayoría de los inmigrantes llega a Europa desde Marruecos. En mi intervención en el último Consejo Europeo dije que deberíamos tratar de ayudar de alguna manera a ese país. Lo planteé también aquí en Bratislava que sería bueno aplicar en Marruecos un proyecto de ayuda humanitaria, también para saber hacia dónde fluye en concreto el dinero que concedemos a estos fines. Chequia figura entre los países que más dinero destinan a ayudas en el tema de la migración ilegal y considero justo que el país que reciba la ayuda financiera sepa que esta proviene también de la República Checa”.

Angela Merkel, foto: ČTK/Mikula MartinAngela Merkel, foto: ČTK/Mikula Martin La idea de este proyecto humanitario que fue iniciativa de Chequia ha sido respaldada por todos los países presentes en la reunión de Bratislava. No obstante, cabe concretizarlo y debatir sus pormenores y realización con la parte marroquí, según acotó Babiš. Se prevé que un plan más concreto podría ser presentado en un par de semanas.

La canciller alemana, Angela Merkel, destacó la importancia de enviar una señal a Marruecos de que Europa está dispuesta a cooperar en la solución de las causas de la migración. Merkel apuntó a la vez que Europa no se opone a la migración legal, pero que deben ser los países destinatarios los que decidan a quién aceptarán y a quién no. Merkel reconoció que los países europeos no lograron enfrentar de la mejor forma la crisis migratoria.

Otros temas de la reunión de los países del Grupo de Visegrád con la canciller alemana fueron las elecciones de este año al Parlamento Europeo y el proyecto de presupuesto comunitario para los próximos siete años.

El primer ministro checo, Andrej Babiš, destacó que Europa debería centrar su atención en el espacio Schengen, en el que deberían ingresar más países. Babiš destacó también que confiaba en que después de las elecciones al Parlamento Europeo la voz de los estados más pequeños de Europa tendrá un mayor peso ante la Comisión Europea, en comparación con la situación actual.

Foto: ČTK/Mikula MartinFoto: ČTK/Mikula Martin ”Es importante que después de los eurocomicios se produzcan determinados cambios en Europa. Sobre todo que la Comisión Europea adopte posturas diferentes a las de ahora. Que finalmente llegue a respetar de verdad los intereses de todos los estados miembros de la Unión Europea. Y también que proceda a la solución de temas que nos preocupan y en este aspecto considero primordial el mercado interno”.

Los primeros ministros del Grupo de Visegrád y la canciller de Alemania recordaron en Bratislava el 30 aniversario de la caída del Telón de Acero y la instauración de la democracia en los países de Europa Central y del Este que se conmemorará este año.

Los presentes aprobaron una declaración conjunta en la que se destaca el papel desempeñado por Alemania, Chequia, Eslovaquia, Hungría y Polonia en el camino a la democracia. El primer ministro eslovaco, Peter Pellegrini, recalcó el significado de aquellos cambios.

”Los cambios fundamentales habidos en nuestras sociedades en 1989 trajeron a nuestros países la libertad y el desarrollo, y nos permitieron participar en el proceso de integración europeo. Los países del Grupo de Visegrád, junto con Alemania, habían desempeñado un papel clave. En ocasión del 30 aniversario del retorno de Europa Central a la democracia, los representantes de los gobiernos de Alemania, República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia, hemos aprobado una declaración conjunta, con la que quisimos destacar el significado de aquellos cambios para la región centroeuropea, así como para todo el continente”.

La reunión de Bratislava fue presidida por Eslovaquia, país que actualmente encabeza el Grupo de Visegrád. A partir del 1 de julio asumirá su presidencia por un año la República Checa.

08-02-2019