Algunos eurodiputados checos se oponen a la Constitución de la UE

13-01-2005

El Parlamento Europeo aprobó este miércoles la Constitución de la Unión Europea. El documento deberá ser ratificado ahora en cada uno de los países comunitarios. En la República Checa la Constitución debería ser aprobada en un referéndum, cuya fecha de celebración es tema de disputas entre el Gobierno y la oposición.

Eurodiputado checo, Jan Zahradil (Foto: Zdenek Valis)Eurodiputado checo, Jan Zahradil (Foto: Zdenek Valis) De los 24 eurodiputados checos sólo siete votaron a favor de la Constitución de la Unión Europea. Los representantes de los partidos de oposición checos mantuvieron una postura negativa frente al documento, lo cual fue criticado posteriormente por el primer ministro, Stanislav Gross.

Gross manifestó su satisfacción frente a la aprobación de la Carta Magna comunitaria, a la vez que desaprobó el procedimiento de los eurodiputados checos del opositor Partido Cívico Democrático. Recordó que sus representantes desde hace tiempo critican la Constitución y la Unión Europea en general.

"El Partido Cívico Democrático trata de que la República Checa quede aislada del resto de Europa, causando así daño a todos los ciudadanos checos. Espero que esta formación política reaccione a tiempo, llegando a entender que ese camino podría llevar a la República Checa a la perdición".

Foto: CTKFoto: CTK El Partido Cívico Democrático rechaza que su procedimiento perjudique a la República Checa. El eurodiputado checo, Jan Zahradil, indicó que, por el contrario, defiende los intereses de su país, afirmando que, por ejemplo, la propia campaña publicitaria relativa a la Constitución Europea es discriminatoria.

"La campaña es concebida como propagación de la Constitución Europea. Si alguno de los países comunitarios no apoyara inequívocamente la Constitución, no recibiría recursos de los fondos especiales para la publicidad. Consideramos que eso es inaceptable y junto con nuestros colegas de Gran Bretaña rechazamos esa forma de discriminación".

El Gobierno y la oposición de la República Checa tampoco concuerdan en cuanto a la fecha de celebración del referéndum sobre la Constitución Europea. Mientras que el gabinete propone celebrarlo en el 2006 junto con las elecciones parlamentarias, el opositor Partido Cívico Democrático insiste en que sea convocado a finales del presente año.

13-01-2005