Alimentos checos se buscan camino hacia EE.UU.

24-03-2015

Abrir camino a los productos alimenticios checos en el mercado estadounidense. Ese es el objetivo del viaje del ministro de Agricultura checo, Marian Jurečka, que recorrerá esta semana Washington, Virginia, Arkansas y Tejas en compañía de una delegación de empresarios del país.

Marian Jurečka, foto: Filip JandourekMarian Jurečka, foto: Filip Jandourek Las empresas checas exportaron en 2014 a EE.UU. productos por unos 32 millones de dólares. Esa cifra representa un aumento del 18% en comparación interanual. Sin embargo, en opinión del ministro de Agricultura, Marian Jurečka, estos datos aún podrían mejorar.

“Nuestro objetivo es buscar aquí socios comerciales, así que mantenemos numerosas negociaciones en concreto. Hoy día exportamos al mercado estadounidense varios productos, desde cerveza y lúpulo hasta golosinas, pasando por productos cereales. Pero veo muchas posibilidades más, sobre todo, para nuestra cerveza y productos lácteos y cárnicos”, dijo.

A pesar de la enorme expansión del mercado estadounidense, imponerse en el continente americano no es nada fácil, según indicó Zdeněk Chromý, vicedirector de la destilería Rudolf Jelínek.

Foto ilustrativa: Barbora KmentováFoto ilustrativa: Barbora Kmentová “En nuestro sector se trata literalmente de una lucha por cada botella, porque la competencia es enorme. A primera vista, el mercado es muy amplio, pero de hecho se trata de unos 49 mercados específicos, a cada uno hay que llegar por un camino separado, encontrar al distribuidor para llegar a las ventas al por menor y los restaurantes. Es realmente un trabajo minucioso y es necesario no cesar y apoyar a nuestros productos como sea”, señaló.

Por su parte, el experto en agricultura del diario de Internet Tablet, Martin Mařík, se muestra más bien escéptico en cuanto a los resultados del viaje de la delegación checa.

Foto: athewma / freeimagesFoto: athewma / freeimages “No digo que el viaje a EE.UU. no tenga ningún sentido. Sin embargo, se trata más bien de una excursión entre comillas. Es un viaje cognitivo, de promoción y examinación. Difícilmente podemos esperar que durante la misma se firmen algunos contratos importantes para apoyar de manera significativa las exportaciones checas del sector agrícola y alimenticio”, expresó.

La mayoría de las exportaciones de productos alimentarios checos, más del 90%, termina en países europeos. La búsqueda de salidas estadounidenses se propone, entre otras cosas, cubrir las pérdidas sufridas en el mercado ruso debido a las sanciones.

24-03-2015