Anuncio televisivo provoca protestas de la comunidad judía checa

03-02-2005

La empresa Mountfield tendrá que retirar su anuncio televisivo que indignó a la comunidad judía checa. La embajada israelí en la República Checa elevó una protesta contra su transmisión.

La empresa checa Mountfield, especializada en artículos del hogar, se enfrenta con una dura crítica por su anuncio televisivo. El protagonista, disfrazado de judío ortodoxo, hace girar una rueda de la fortuna y le toca un gran descuento. El anuncio provocó una ola de protestas entre la comunidad judía checa. El embajador de Israel en la República Checa, Arthur Avnon, escribió una carta de protesta al director de la empresa, señalando que el anuncio que caricaturiza a un judío ortodoxo, es una manifestación de antisemitismo.

El director del Museo Judío de Praga, Leo Pavlát matizó:

"El anuncio reanima la figura de un judío codicioso y malo, tal como lo solía describir la propaganda de los nazis. La creación de tal obra se debe, probablemente, a la falta de conocimiento de la Historia."

El director de la empresa Mountfield, Ivan Drbohlav, argumentó que el objetivo del anuncio era acentuar las capacidades de un hábil comerciante judío. Tras el diálogo con el embajador de Israel, sin embargo, reconoció que el anuncio podía ser utilizado por personas propensas al antisemitismo, agregando que la empresa no intentó insinuar ningún tipo de prejuicio.

La empresa Mountfield va a retirar su anuncio televisivo el 7 de febrero.