"Apaga y vámonos" - historia sobre las víctimas de la central Ralco

05-05-2005

"Apaga y vámonos", así se titula el documental del cineasta catalán Manel Mayol, que refleja el trágico destino del pueblo indígena mapuche, de Chile. Sus territorios fueron inundados para construir la tercera central hidroeléctrica más grande del mundo. La película fue presentada en el Festival Internacional de Cine sobre Derechos Humanos "Un Mundo", celebrado en Praga.

Manel Mayol (Foto: autora)Manel Mayol (Foto: autora) Manel Mayol viajó en 2004 a Chile para rodar su película "Apaga y vámonos" sobre la megacentral hidroeléctrica Ralco, construida por la empresa española Endesa sobre miles de hectáreas de territorio poblado por el pueblo indígena mapuche -pehuenche.

El director explicó que en 2004 se celebró en Barcelona el Forum de las Culturas, la Paz y la Diversidad, evento patrocinado por grandes empresas.

"Endesa hablaba, por ejemplo, de la energía verde y el desarrollo sostenible. En Barcelona hubo bastante resistencia, porque se trataba de un cinismo por parte de las grandes empresas patrocinar un evento como éste. Estábamos preparando otro proyecto con el productor Esteban Bernatas, pero nos dimos cuenta de que hablamos más sobre el Forum que de nuestro proyecto. Así que decidimos dedicarnos a algo que explicara un poco el cinismo de estas grandes compañías. Y casualmente, en ese tiempo Endesa cerró las compuertas del lago para llenar el valle del Ralco".

Según Manel Mayol, el pueblo mapuche es fuerte. Ha resistido a todas las invasiones: desde los Incas hasta los españoles.

"Pero debo decir que cuando subimos al barco donde ahora está el lago formado por Endesa fue, realmente, bastante duro. Me costó bastante entrevistar a esta gente porque me daba cuenta de que la situación es para ellos gravísima. Y no podía decirles que servía para hacer un documental porque en realidad a ellos no les sirve para nada".

La canción "Río Abajo" que acompaña a las imágenes del documental dice: "Quiero ver fluir nuestros ríos sureños, no pongas tus cristianas manos en lo más sagrado que tenemos".

05-05-2005