Aprendan inglés, no quedarán desempleados

20-10-2005

Para que la República Checa alcance el nivel de vida de los países desarrollados de Occidente, como mínimo cada segundo checo debería dominar el inglés. Lo asegura la agencia gubernamental CzechInvest que se ocupa de la promoción de inversiones extranjeras en la República Checa.

La agencia CzechInvest planifica para la próxima semana presentar en la feria Invex de Brno, dedicada a las tecnologías modernas, su visión del futuro desarrollo de la economía checa. Un importante papel en ese documento lo atribuye al inglés. Representantes de CzechInvest aseguran que, si se logra elevar el nivel de conocimiento del inglés de los checos, en unos diez años la tasa de desempleo en la República Checa podría disminuir al 4,1 por ciento.

Actualmente, el desempleo afecta en este país a más de 500 mil personas, oscilando su índice alrededor del nueve por ciento. "Un mayor conocimiento del inglés por parte de los checos impulsaría, por ejemplo, a un rápido desarrollo del turismo a lo largo y ancho del país, y no sólo en las grandes ciudades", sostiene Ales Vlk, de la agencia CzechInvest. El dominio del inglés, según Vlk, permitiría a los checos, asimismo, el acceso a atractivos puestos de trabajo en empresas extranjeras.

Según recientes sondeos de opinión, más del 25 por ciento de los checos mayores de quince años sólo domina el checo. Aproximadamente el treinta por ciento de los habitantes de este país sabe ruso, mientras que el inglés es practicado por un 25 por ciento y el alemán por un veinte por ciento de la población.

Representantes de la agencia gubernamental CzechInvest matizan que el dominio del inglés y de otros idiomas extranjeros representa, no obstante, sólo una de las premisas para el avance económico. Las otras son la reducción al mínimo de los trámites burocráticos relacionados con la empresa, el empleo racional de las finanzas de los fondos comunitarios y un mayor entrelazamiento de la ciencia con la producción.

20-10-2005