Arcas estatales checas acusan un superávit histórico

04-01-2017

El presupuesto estatal checo acusó en 2016 el mayor superávit de toda la historia. El resultado es aún más sorprendente tomando en cuenta que el Gobierno contaba con finalizar el año en números rojos.

Andrej Babiš, foto: ČTKAndrej Babiš, foto: ČTK El superávit checo ascendió a unos 2.286 millones de euros el año pasado. El Gobierno sostuvo que la cifra tan elevada se debió al estupendo rendimiento de la economía nacional y una mayor eficacia en cuanto al cobro de las cargas fiscales, el seguro social y el IVA, según resaltó el ministro de Finanzas Andrej Babiš.

“Cobramos unos 770 millones de euros más en impuestos. Se nota que el trabajo de la administración financiera trae resultados contundentes”, dijo.

Bohuslav Sobotka, foto: Prokop Havel, ČRoBohuslav Sobotka, foto: Prokop Havel, ČRo El ministro aboga por utilizar los ahorros para amortiguar la deuda estatal. No obstante, el destino de dichos recursos está en manos de los diputados y no existe armonía dentro de la Coalición gubernamental en cuanto a su uso. El primer ministro, Bohuslav Sobotka, espera que sean aprovechados, sobre todo, para garantizar un presupuesto equilibrado en 2017.

“Es una oportunidad para utilizar este dinero para mermar el déficit presupuestario este año. Alcanzar un ahorro en este sentido debería ser una de nuestras prioridades”, subrayó.

El excedente ha surgido por falta de inversiones, según la oposición

Por su parte, la oposición sostiene que el superávit tan elevado se debe tanto a la buena forma de la economía nacional, como a la incapacidad del Gobierno de invertir bien los recursos ahorrados, según reiteró el jefe de TOP 09, Miroslav Kalousek.

Miroslav Kalousek, foto: Prokop Havel, ČRoMiroslav Kalousek, foto: Prokop Havel, ČRo “El excedente surgió gracias al elevado crecimiento económico por sí mismo y no por un esfuerzo gubernamental. Surgió principalmente por la incapacidad del Gobierno de gastar el dinero destinado para las inversiones. Así que la única cosa razonable para que pueda servir el superávit es la amortiguación de la deuda estatal. En ello coincido con el ministro de Finanzas”, indicó.

Los críticos, además, apuntan que el excedente no se reflejará en el bienestar de los ciudadanos, no impulsará reducciones de las cargas fiscales ni un mejoramiento en el sector servicios.

Una parte de la oposición propone invertir los recursos en la modernización de la infraestructura de distribución de agua, construcción de depuradoras o para apoyar el desarrollo del sector agrícola.

04-01-2017