Arqueólogos descubren restos de un templo misterioso en Israel

29-08-2019

Un equipo de arqueólogos con expertos checos descubrió los restos de un misterioso templo en Israel. El hallazgo puede ser un testimonio de la influencia del Imperio bizantino en la zona.

Ashdod-Yam en Israel, foto: Kobi Refaeli, CC BY-SA 3.0Ashdod-Yam en Israel, foto: Kobi Refaeli, CC BY-SA 3.0 Los arqueólogos en la ciudad costera de Ashdod-Yam, en Israel, han hecho un hallazgo excepcional. Descubrieron los restos de una catedral del siglo VI d. C. que está más allá de todo lo que sabíamos sobre el área. El equipo internacional de científicos con participación checa y eslovaca dice que el descubrimiento puede reescribir la historia de Bizancio y la liturgia cristiana.

El templo fue encontrado ya hace dos años. A juzgar por la datación georgiana que se conservó en el lugar, los arqueólogos llegaron a la conclusión de que el templo fue construido por georgianos. Sin embargo, la investigación más reciente ha mostrado que esto no parece probable, como apunta el bizantólogo y miembro del equipo de investigación, Václav Ježek.

“Es prematuro decir que el templo siguió el calendario georgiano. Lo atestigua la investigación de este año. Cada vez descubrimos nuevas inscripciones con diferentes estilos de datación en el templo. En un solo complejo aparecen a la vez los calendarios georgiano, local y bizantino. Las inscripciones en las paredes muestran que se trata de un edificio muy misterioso que tiene una larga historia”.

Václav Ježek, foto: Ondřej TomšůVáclav Ježek, foto: Ondřej Tomšů Según el profesor Ježek, el origen del templo es bizantino. Es posible que Bizancio tuviera un interés en la política y cultura del área mucho mayor de lo que se pensaba.

Hasta ahora prevalecía la opinión de que el emperador Justiniano I centraba su atención en el antiguo Imperio romano de Occidente (la actual región de Italia), y en la ciudad de Constantinopla (la actual ciudad de Estambul y antigua sede del Imperio bizantino). Aunque Bizancio se extendió más tarde hasta el Medio Oriente, se consideraba que la región de Palestina no era de gran interés para los bizantinos.

El descubrimiento en Ashdod-Yam refuta estas conclusiones. El área del templo, cuyos restos fueron encontrados por investigadores dirigidos por Alexander Fantalkin de la Universidad de Tel Aviv, era enorme. El hecho de que se hayan encontrado varios templos bizantinos en la región de Palestina señala que Bizancio tuvo que percibir la zona como un territorio importante, opina el experto Václav Ježek.

“Encontramos cada vez más templos de este tipo en Palestina, lo que demuestra que crecieron como hongos en el período bizantino. La región de Palestina fue una parte cultural y estratégica muy importante del Imperio bizantino en los siglos V y VI. La construcción de los templos no fue esporádica”.

El hallazgo puede también cambiar la visión de la historia de la liturgia cristiana. Las inscripciones en mosaico que se conservaron en el templo revelan los nombres de diáconos, figuras de servidores, clérigos o ministros eclesiásticos.

En los primeros siglos de la Iglesia Cristiana había diáconos femeninos, cuya función era ayudar a las mujeres a vestirse durante el bautismo. Si estas figuras llegaron a ser representadas en mosaicos en el templo, no obstante, su posición tenía que ser mucho más alta e importante de lo que se creía.

La investigación en Ashdod-Yam aún está en curso. Los arqueólogos podrían llegar a una conclusión definitiva sobre los hallazgos en aproximadamente dos años.

29-08-2019