Artistas mexicanos en un simposio escultórico en Moravia del Norte

09-08-2005

El centro del distrito Ostrava-Plesná, en Moravia del Norte, se ha convertido en estos días en un taller escultórico al aire libre que huele a madera fresca. Entre los participantes en este simposio escultórico internacional figuran también dos artistas mexicanos.

David Treviño EscobedoDavid Treviño Escobedo David Treviño Escobedo, de Monterrey, México, no visita Moravia del Norte por primera vez. El año pasado realizó un curso de arte para personas discapacitadas en Jeseník. A la obra que ha creado en Ostrava-Plesná le puso el título "La dualidad del hombre en el tiempo". "La pieza representa los dos poderes que tenemos como personas que es la fuerza intelectual y la fuerza emocional", nos explicó David Treviño.

"Estás frente a una situación, la evalúas y siempre sacas tu lado analítico y tu lado emocional. Y a veces estos dos no se encuentran, pareciera que están separados. Mi idea es que obviamente están unidos, están en la misma línea. La pieza, el tronco, es como si fuera una canoa, por así decirlo, un medio de transporte simboliza que viajas por la vida. De un extremo estamos viendo lo que es el lado racional, está un poco más pulido, más liso, más trabajado, más recto, y en el otro extremo el lado emocional, que es más burdo, tiene más texturas. En el centro tenemos una parte del tronco natural que es totalmente intacta, inclusive tiene dos ramas allí. ¿Por qué? Representa el equilibrio. Lo más natural es el equilibrio, cuando lo pierdes te vas a un lado, te cargas. En el centro hay una línea fuerte que es como si fuera la línea de la vida o una vena porque va pintada de color rojo que una a las dos partes, que dice esto no es separado, están en la misma línea, en el mismo camino".

Alejandro Galván González, también de Monterrey, se especializa en la escultura en bronce. Trabajar con la madera en grandes dimensiones es un poco nuevo para él, según nos reveló.

"Trato de hablar sobre una evolución y también de los rituales místicos. Tengo aquí un rostro que en parte va a ser indígena, en parte el hombre moderno, y más abajo hay algunos corazones por aquellos sacrificios humanos que se hicieron hace tiempo".

El simposio escultórico es organizado por la fundación Silvia y se celebra con motivo del 750 aniversario de la primera mención escrita de Plesná. Aparte de los escultores mexicanos participan en él artistas de la República Checa, Eslovaquia y Polonia.

"Se ha dado una amistad muy fuerte entre nosotros, todos llevamos muy buena relación y un intercambio de ideas, de técnicas. Hemos sido recibidos con mucha amabilidad, todos nos tratan muy bien. Lo más importante es que no hay envidias, cualquier cosa que deseamos saber de técnicas, inmediatamente se da el intercambio y el intercambio cultural también", apuntó Alejandro Galván González.

El simposio escultórico en Ostrava-Plesná se prolongará hasta el 24 de agosto, finalizando con una exposición solemne de las obras realizadas. Los organizadores elegirán luego un espacio dentro de Ostrava para que el público pueda disfrutar de las originales esculturas de madera también en el futuro.

 


Foto: autora

09-08-2005