Aumenta el coste de la vida en la República Checa

09-11-2004

El coste de la vida aumenta en la República Checa. Los precios de los servicios y productos crecieron en un 3,5 por ciento en comparación con el mes pasado, ello supone el mayor aumento en los últimos dos años. Los precios del gas y de la gasolina son los que más subieron.

Una mala noticia para los usuarios de coches y vehículos a motor es que el precio de la gasolina alcanzó su máximo en el último semestre; un litro vale ahora en la República Checa unas 28 coronas, es decir, más de un dólar estadounidense, aunque menos que un euro. En la actualidad, el euro equivale aproximadamente a 32 coronas checas, mientras que el dólar estadounidense se sitúa en las 24 coronas.

La noticia más agradable es la de que, al parecer, los precios de los combustibles no aumentarán más en un futuro próximo, gracias al ligero descenso del precio del petróleo en el mercado internacional, según afirmó Jirí Stastný de la compañía de asesoría Colosseum.

"Supongo que en un futuro próximo los precios promedios de la gasolina se muevan entorno de los niveles actuales y no se puede descartar la posibilidad de que se reduzca el precio de la gasolina en unos 10 centavos por un litro", dijo el analista.

El elevado precio del petróleo se ha reflejado asimismo en el precio del gas, que cuesta hoy día en la República Checa un 11 por ciento más que en octubre. En enero, se espera, además, el aumento del precio por la electricidad.

Los checos pagan también más por el pan y la leche, ya que, tras el ingreso del país en la UE, aumentó su exportación, creciendo con ello su precio en la República Checa, pero los demás artículos alimentarios se mantienen al mismo nivel.

Por su parte, el Banco Nacional Checo se muestra optimista en cuanto al movimiento de los precios en general, indicando que en el futuro los precios aumentarán más lentamente que en el pasado.

09-11-2004