Aumenta el número de guetos gitanos en la RCh

19-04-2006

La exclusión social de la minoría gitana resulta más alarmante de lo que consideraban las autoridades checas. De los primeros resultados de una investigación encargada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales se desprende que en la República Checa existen aproximadamente 330 guetos gitanos.

La existencia de guetos gitanos ha dejado de limitarse a las regiones de Bohemia del Norte y Moravia del Norte. Las Organizaciones No Gubernamentales estiman que hasta una tercera parte de la población gitana de la República Checa vive en localidades aisladas de la sociedad mayoritaria. Por su parte, el Consejo gubernamental de Asuntos de la Comunidad Gitana contaba los guetos gitanos en decenas como máximo.

Como gueto puede considerarse todo un barrio, como por ejemplo el conocido Chanov al borde de la ciudad de Most, en Bohemia del Norte, así como una calle aislada o una casa. Sus habitantes viven al margen de la sociedad en condiciones de pobreza y suelen sufrir problemas con el paro, la usura y las adicciones a alcohol y drogas.

Eva Stejskalová, del Ayuntamiento de Vsetín, en Moravia Oriental, que se empeña en solucionar el problema de un gueto gitano localizado en un edificio en el centro de la ciudad, subraya que la situación es muy complicada.

"El mayor problema radica en la actual política social del Estado que no motiva a esa gente a trabajar y adquirir una educación superior. Las subvenciones sociales son tan altas que no les resulta atractivo buscar un empleo. Apelamos a los legisladores para que vinculen la concesión de las subvenciones con cierto número de horas de trabajo en beneficio público".

Eva Stejskalová admitió que el Ayuntamiento de Vsetín planea derrumbar la mencionada casa-gueto y construir para los inquilinos gitanos apartamentos en el suburbio de la ciudad. Debido a que se tratará de viviendas sociales, la mitad de los gastos de construcción correrá a cargo del Estado.

"Allá deberían trasladarse los habitantes menos adaptables, pero siempre tendrán la oportunidad de mejorar su situación. Los que empiecen a trabajar, cuiden de sus hijos y los manden a la escuela podrán recibir una mejor vivienda. El problema es que las empresas privadas se niegan a contratar a un gitano. Logramos emplear a los ciudadanos gitanos en el Servicio de Mantenimiento Municipal, acordando con la Oficina de Empleo de Vsetín que pagará su sueldo. Acabamos de solicitar una subvención al Ministerio del Interior para poder continuar este proyecto".

El Ayuntamiento también recibe subvenciones para los trabajadores sociales, pero la ayuda del Estado debería ser más compleja, reiteró Eva Stejskalová de Vsetín.

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales inició su investigación sobre las comunidades gitanas en noviembre del año pasado. Sus resultados definitivos se darán a conocer en julio.

19-04-2006