Austriacos protestan de no ser informados sobre accidente en central nuclear checa

02-03-2007

Unos dos mil litros de líquido radioactivo salieron el martes por la noche de la cañería de la Central Nuclear de Temelín, Bohemia del sur. Los responsables de la central han informado de este accidente tan sólo el jueves.

Foto: CTKFoto: CTK Los accidentes en la Central Nuclear de Temelín están siempre rodeados por un misterioso silencio. Así ha sucedido este martes cuando unos dos mil litros de líquido radioactivo se fugaron de los conductos. El ministro de medio ambiente austriaco, Joseph Pröll, acusó a la República Checa de no cumplir sus compromisos de informar a las autoridades austriacas de todos los accidentes de la Central de Temelín, situada cerca de la frontera checo - austriaca.

Milan Nebesár, portavoz de la central, explica que el mencionado accidente no es un asunto grave.

"El hecho no fue calificado como un asunto tan importante. No ha amenazado el medio ambiente, ni siquiera a los empleados de la central. Después de una profunda investigación hemos presentado todas las informaciones al Instituto Estatal de Seguridad Nuclear y a las autoridades austriacas".

No obstante, los austriacos sostienen que la gestión de la central no cumplió los compromisos del tratado internacional de Melk, porque no habían informado antes del mencionado accidente. El ministro austriaco Joseph Pröll indicó que enviaría una nota de protesta al gobierno checo.

Dana Drábová, jefa de Instituto Estatal de Seguridad Nuclear, explica que el líquido radioactivo no salió de la central sino que se vertió a un estanque especial.

"El asunto no puede provocar ninguna amenaza. Además, opino que ni siquiera debería importar a nadie. Es una vergüenza, sin embargo, no hay ningún peligro".

Según expresan los expertos de las Organizaciones No Gubernamentales, es el séptimo accidente de este tipo desde 2001 en la Central de Temelín y esto indica que las medidas de seguridad son insuficientes.

02-03-2007