Avanza la modernización de las Fuerzas Armadas

27-07-2017

Más de 140 carros blindados nuevos adquirirán las Fuerzas Armadas checas en el curso de los próximos años. El visto bueno para el avance en la modernización del parque de vehículos militares fue dado por el Gobierno esta semana.

Foto: archivo de TatraFoto: archivo de Tatra Las Fuerzas Armadas checas pueden contar con una significativa ampliación y modernización de su parque de vehículos de aquí hasta el año 2024. El plan para la compra de más de 140 carros blindados por un coste de más de 345 millones de euros representa la mayor adquisición de técnica militar aprobada por el actual Gobierno.

Las Fuerzas Armadas recibirán 62 carros blindados Titus de seis ruedas, fabricados por la empresa nacional Tatra Export. Según indicó el ministro de Defensa, Martin Stropnický, estos vehículos estarán divididos en tres categorías, de acuerdo a la finalidad de su aprovechamiento.

”Una parte de los vehículos estará destinada a las necesidades del Estado Mayor, otros serán utilizados por especialistas de enlace y de comunicaciones, y los demás asegurarán el abastecimiento material de las unidades de artillería. Hemos acordado poner a disposición estos últimos en primer lugar de la Cuarta Brigada de Intervención Rápida, que de esta forma completará su equipamiento técnico. El resto de los vehículos lo recibirá la Séptima Brigada Mecanizada”.

Martin Stropnický, foto: ČTMartin Stropnický, foto: ČT Con anterioridad, de aquí hasta finales del año 2022, la empresa estatal Instituto de Investigaciones Militares suministrará a las Fuerzas Armadas unos 80 carros blindados ligeros con chasis marca Iveco, adaptados para la exploración automática de sustancias radiactivas y biológicas. Estos carros blindados serán puestos a disposición de las unidades químicas especiales de exploración y reconocimiento, con base en la ciudad de Liberec, en el norte de Bohemia.

Además, las Fuerzas Armadas checas tienen previsto adquirir e instalar a más tardar en noviembre de 2019 un nuevo sistema de control del tráfico aéreo militar, que permitirá pasar del sistema analógico de control utilizado actualmente al digital. El coste de este contrato suscrito con el Instituto de Investigaciones Militares se calcula en 3,6 millones de euros.

27-07-2017