Aventureros checos arribaron en el barco de Magallanes a África

30-01-2004

Su intención es circunnavegar el mundo. En una embarcación de madera que es réplica de un velero del legendario navegante portugés, Fernando Magallanes, los aventureros checos han arribado esta semana a las costas de África.

La copia checa de Victoria, foto: CTKLa copia checa de Victoria, foto: CTK La copia checa de Victoria, el barco más pequeño de la flota con la que en el siglo 16 Magallanes navegó alrededor del globo, corta las aguas de los mares desde hace casi cinco años. Esta semana ha echado el ancla en la Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

El diario This Day admiró la elegancia del velero y alabó la perseverancia de la tripulación que consta de doce miembros. La capitanea el trotamundos checo de origen austríaco, Rudolf Krautschneider, quien ha pasado en la mar ya más de treinta años.

La réplica del velero Victoria nació entre los años 1995 y 1998 en Ústí nad Labem, Bohemia del Norte. El barco tiene 23 metros de eslora, 5 metros de manga y pesa seis toneladas. La superficie de las velas del buque de tres palos alcanza 300 metros cuadrados.

El velero inició la vuelta al mundo en julio de 1999 en Szczecin, Polonia. Sigue el mismo trayecto que Magallanes hace cinco siglos. Su primera parada fue Inglaterra, luego visitó Portugal y las Islas Canarias, pasó por el Caribe, a lo largo de Florida, circunnavegó América del Sur dejando atrás las costas de Argentina y Chile, hasta llegar a Australia desde donde continuó a África.

En febrero levantará las anclas dirigiéndose de la Ciudad del Cabo a Atenas, Grecia, para no perderse los Juegos Olímpicos.