Ayuda checa para la salvación de rinocerontes negros

24-06-2019

A Ruanda llegaron este lunes cinco rinocerontes negros, enviados a ese país africano desde la República Checa.

Foto: ČTK / David TanečekFoto: ČTK / David Taneček Foto: ČTK / David TanečekFoto: ČTK / David Taneček El Jardín Zoológico de Dvůr Králové nad Labem en forma de safari, situado en el norte de Bohemia, procedió el domingo por la mañana a la realización del traslado de cinco rinocerontes a África, con el objetivo de ayudar a ampliar en Ruanda la población de esta subespecie de rinoceronte en peligro agudo de extinción.

Las cajas de transporte especiales de hierro con los animales dentro fueron llevadas al aeropuerto de Praga en camiones y luego trasladadas cuidadosamente a un avión para no lastimar a los rinocerontes. Esto tardó varias horas, ya que cada uno de los animales pesa alrededor de una tonelada, más el peso de las cajas. El avión despegó de la capital checa antes de las ocho de la noche del domingo.

A primera vista todo podría parecer fácil pero, según sostuvo antes del viaje Přemysl Rabas, director del Zoológico de Dvůr Králové nad Labem, los preparativos para el viaje llevaron varios meses.

Přemysl Rabas e Igor Cesar, el embajador de Ruanda en Alemania, foto:  ČTK / David TanečekPřemysl Rabas e Igor Cesar, el embajador de Ruanda en Alemania, foto: ČTK / David Taneček ”Meses antes del viaje fue necesario comenzar a preparar a los animales para el viaje y los demás cambios que les esperan. Todo esto con el fin de que la caja de transporte y el viaje no les provocaran estrés a los rinocerontes. Durante meses teníamos instaladas las cajas en el zoológico cerca de los animales para que pudieran entrar y salir de ellas. También les dábamos de comer dentro de las cajas para que se identificaran de forma natural con ellas”.

A los rinocerontes les fueron aplicados calmantes antes del viaje para que no se lastimaran y no se estresaran demasiado. A los animales les acompañó en el viaje a Ruanda personal especializado en su cría y otros ayudantes, así como sacos de comida para que los rinocerontes no sufrieran hambre.

En Ruanda los rinocerontes vivirán en el parque nacional de Akagera que ocupa una superficie de 2500 kilómetros cuadrados y está situado en el norte del país, cerca de la frontera con Tanzania. Pero como recalcó Přemysl Rabas durante el traslado de los animales a África, primero deberán permanecer algún tiempo en cuarentena.

Foto: ČTK / David TanečekFoto: ČTK / David Taneček ”Primero estarán algún tiempo en un lugar de cuarentena cercado. En los primeros días les será aplicada una dosis narcotizante para hacerlos dormir y poder ubicar en sus cuernos unos emisores para poder monitorear su movimiento. Más tarde, antes de ponerlos en libertad en el parque de Akagera, pasarán varias semanas en zonas cercadas más extensas”.

Como explicara con anterioridad a la Radiodifusión Checa Andrea Jiroušová, portavoz del Zoológico de Dvůr Králové nad Labem, no todos los rinocerontes que este lunes llegaron a Ruanda procedentes de Chequia fueron criados por el mencionado zoológico.

”Sólo tres son nuestros, tres rinocerontes que nacieron en el Zoológico de Dvůr Králové. Son dos hembras, Yasmína y Yasiri y un macho, Manny. En diciembre llegaron a nuestro Safari otros dos rinocerontes, un macho de un parque safari de Dinamarca, y una hembra de un zoológico del Reino Unido, que también iban a ser enviados a África. En vista de que en Chequia tenemos experiencia con el traslado de rinocerontes a ese continente, y que los animales iban a vivir en un mismo parque, se acordó con los otros zoológicos proceder a su paulatina adaptación en Chequia y desde aquí también enviarlos en conjunto”.

Andrea Jiroušová agregó que el actual traslado de rinocerontes desde Europa a África fue el mayor que se realizó en toda la historia. Los cinco animales escogidos para este envío pertenecen a la subespecie de rinoceronte negro africano del este de los que en la naturaleza viven actualmente sólo unos cuantos centenares. En total son unos 5000 los rinocerontes negros que hoy en día viven en su hábitat natural en África.

En caso de marchar todo bien, los cinco rinocerontes negros que llegaron este lunes desde Chequia a Ruanda podrían ayudar a ampliar la población de este animal en peligro agudo de extinción.

24-06-2019