Babiš no consigue borrar su nombre de la lista de agentes de la Seguridad del Estado comunista

11-12-2018

El primer ministro checo, Andrej Babiš, permanecerá en la lista de los colaboradores de la Seguridad del Estado comunista. Su querella contra Eslovaquia fue rechazada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Andrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRoAndrej Babiš, foto: Filip Jandourek, ČRo El semanario checo Respekt informó que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos con sede en Estrasburgo había rechazado la querella del primer ministro checo, Andrej Babiš, quien no está de acuerdo con la presencia de su nombre en la lista de colaboradores de la Seguridad del Estado comunista.

El primer ministro checo ya confirmó dicha conclusión a la Radiodifusión Checa. Babiš sostiene desde que entró en la política que la presencia de su nombre en la lista de los colaboradores no está justificada, y con este motivo demandó al Instituto de la Memoria Nacional de Eslovaquia en 2012.

Las cortes eslovacas primero dieron la razón al actual primer ministro checo. Eso fue sobre todo debido a que varios de los antiguos oficiales de la Seguridad del Estado confirmaron en la corte que Babiš no trabajaba para ellos, o que simplemente no se acordaban de ninguna cooperación con él.

Sin embargo, ese fallo fue posteriormente anulado por la Corte Constitucional de Eslovaquia. Según esta instancia, las declaraciones de los antiguos oficiales de la Seguridad del Estado no pueden servir como fundamentos creíbles en un proceso judicial.

Tribunal Europeo de Derechos Humanos, foto: archivo del Tribunal Europeo de Derechos HumanosTribunal Europeo de Derechos Humanos, foto: archivo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos Además, la Corte Constitucional puso en duda que Babiš hubiera demandado al Instituto de la Memoria Nacional y sostuvo que habría que demandar al Estado eslovaco.

Babiš se dirigió al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en junio del año en curso después de haber fracasado con su demanda también en la última instancia nacional, la Corte Suprema de Eslovaquia.

En su reacción para la Radiodifusión Checa, el primer ministro dijo que sus abogados continuarían trabajando.

“Por supuesto vamos a continuar con el proceso en Eslovaquia. Todo está en manos de mis abogados, entonces yo no sé a quién van a demandar ahora. Además, en principio no me parece importante. Lo que sí es importante es que yo tengo razón, nunca firmé cooperación alguna y al fin y al cabo seguramente ganaré yo”.

La presencia del nombre del primer ministro checo en la lista de los colaboradores de la Seguridad del Estado comunista se basa en la existencia de fragmentos de doce tomos de los archivos, en los cuales Babiš aparece bajo el nombre de agente Bureš.

Después de haberse dirigido a todas las instancias nacionales, el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos confirmó que en el proceso judicial no se habían violado los derechos de Babiš y esta decisión es definitiva.

11-12-2018