Ballet moderno sobre música mediterránea entusiasma al público checo

17-02-2003

El Teatro de los Estamentos, de Praga, presenció este domingo el estreno del repertorio que presenta el elenco IT Dansa Jove Companyia de l´Institut del Teatre de Barcelona ante el público checo. Los jóvenes bailarines se presentaron con cuatro coreografías de autores diferentes: Insert Incert, de Carlos Iturrioz, Cor perdut, de Nacho Duato, Hands, de Wim Vandekeybus y Eduardo Torroja, y Wolfgang, bitte ..., de Rui Horta. Radio Praga conversó con la directora artística de la compañía IT Dansa, Catherine Allard, discípula del renombrado coreógrafo checo, Jirí Kylián.

¿Tiene alguna relación especial con la República Checa?

"Sí, porque la mayor parte de mi carrera la he pasadado en el Netherlands Danse Theater, la compañía que dirigía Jirí Kylián. Y la verdad es que lo he llevado toda mi vida conmigo, todo el aprendizaje que he tenido con Jirí Kylián. Después, bueno, ahora estoy dirigiendo la compañía IT Dansa. He invitado a coreógrafos y uno de ellos se llama Rui Horta, es portugués pero su asistente es Jan Kodet, que es de Praga. Este año va a venir a Barcelona Petr Zuska, el actual director del Ballet del Teatro Nacional, a montar un paso a dos, un duet, con la compañía".

¿Es la primera vez que la compañía IT Dansa se presenta al público checo?

"Sí, es la primera vez y espero que no sea la última. He sentido durante todo el espectáculo una concentración muy densa de la gente, es un público culto, se ve que la gente sabe, ha visto de todo. Sentirse apoyado por un público como es el checo es para nosotros como un termómetro para podernos decir vamos bien ..."

¿Y, según su opinión, cuál de las coreografías recibió la mejor acogida entre los espectadores?

"Yo pienso que el paso a dos de Nacho Duato - la pieza Cor perdut, ha sido una calidez. Nacho Duato es el director de la Compañía Nacional de Danza, es un coreógrafo muy reconocido que también viene de las manos de Jirí Kylián. Pienso que la música también, aunque es mediterránea, une mucho al pueblo checo. La música es de María del Mar Bonet, una cantante mallorquina que es fantástica, con quien he trabajado mucho, también Nacho Duato ha trabajado mucho con ella. Aquí en Praga se vio Jardí tancat, que es la primera pieza de Nacho Duato sobre la música de María del Mar Bonet. Cor perdut es una pieza que sólo por la música es muy cálida y Nacho ha sabido también darle esta calidez, desde el punto de vista coreográfico".

17-02-2003