Barack Obama: “Václav Havel fue una inspiración para mí”

19-12-2011

La República Checa y el mundo entero reaccionaron este domingo con tristeza ante la noticia de la muerte de la personalidad checa más influyente y respetada de los últimos tiempos. Jefes de Estado, políticos y pensadores recuerdan su lucha por la libertad y la democracia, que convirtieron en una figura universal a Václav Havel.

Barack Obama, foto: ČTKBarack Obama, foto: ČTK La muerte del ex presidente checo Václav Havel este domingo a los 75 años de edad, saltó automáticamente a la cabecera de los medios digitales del país y de todo el mundo. Poco después empezaron a sucederse también las reacciones, los recuerdos y los mensajes de condolencia.

El presidente de la República Checa, Václav Klaus, alabó la entereza con la que su predecesor en el cargo llevó su grave enfermedad hasta el último momento y destacó el valor histórico de la figura de Havel.

“Václav Havel se convirtió en un símbolo del Estado checo moderno. Algo que se ganó por su valiente lucha contra el totalitarismo comunista, como líder personal de nuestra Revolución de Terciopelo y como primer presidente del país libre”.

Václav Klaus, foto: ČTKVáclav Klaus, foto: ČTK El primer ministro, Petr Nečas, destacó los esfuerzos de Havel para hacer de la Checoslovaquia comunista un Estado democrático, y como devolvió al país a Occidente, ingresando en la OTAN y la Unión Europea.

Fuera de las fronteras checas, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió un comunicado expresando su tristeza por la muerte de Václav Havel. Destacó su lucha como disidente, recordando su estancia en las cárceles comunistas, y subrayó sus valores personales que llevó a la política. “Demostró que el liderazgo moral es más poderoso que cualquier arma. Al igual que sucedió a otros millones de personas, sus palabras y su capacidad de liderazgo fueron una inspiración para mí”, decía el comunicado.

También desde Estados Unidos, quien fuera Secretaria de Estado de la administración del presidente Bill Clinton, Madeleine Albright, no escatimó alabanzas para su buen amigo Václav Havel.

“Para mí Havel ha sido una de las figuras más importantes del siglo XX. Me hace pensar en el papel que puede desempeñar un individuo, y nadie más importante que Václav Havel, que demostró lo que una sola persona puede conseguir”.

En Bruselas, la Comisión Europea guardó un minuto de silencio en honor a Václav Havel. Allí son muy recordadas sus palabras que pusieron al Europarlamento en pie durante su discurso hace dos años en conmemoración del XX aniversario de los cambios políticos en Europa Central y del Este en 1989.

“Sintiéndome europeo no quiere decir que deje de ser checo. Es más bien al revés, porque soy checo soy europeo. De forma poética, siempre digo que Europa es la patria de nuestras patrias”, declaró entonces Havel.

Guido Westerwelle, foto: ČTKGuido Westerwelle, foto: ČTK Como un auténtico europeo y un defensor durante toda su vida de la democracia y los derechos humanos le recuerda el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Sus palabras y su ejemplo personal vivirán para muchas generaciones venideras, dijo.

En Alemania, el ministro de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, también valoró el papel de Havel en la reconciliación de toda Europa.

“Los alemanes estamos muy agradecidos a Václav Havel. Nunca hemos olvidado de que la reunificación alemana y la europea son las dos caras de la misma moneda, y Václav Havel fue un impulsor de la unificación de Europa”.

En la vecina Polonia era Havel muy querido. Los dos países vivieron sus cambios políticos de forma paralela y contemporánea. El líder de la disidencia polaca, Lech Walesa, de personalidad muy distinta a la de Havel, se convirtió en otro símbolo de la caída del comunismo en Europa. Ambos se profesaban mutuo aprecio. Walesa lamentó para la Radiodifusión Checa la pérdida de su compañero de lucha.

“Me gustaba debatir con él porque encontraba rápidamente soluciones a todo tipo de cuestiones que eran aplicables en la práctica. Es difícil encontrar a alguien así. Le admiraba mucho. Fue un teórico que luchó con la pluma y la palabra. Un gran hombre, que merece nuestro reconocimiento. Le echaremos de menos. Que descanse en paz”.

En Rusia, el Kremlin guarda silencio, mientras los medios y la oposición política le rinden homenaje. La disidencia de otros muchos países, como la bielorrusa o la cubana, llaman a seguir el ejemplo de una de las personalidades que más les han inspirado y motivado.

Las muestras de pésame tanto en la República Checa abarcan todos los ámbitos, especialmente en el de la cultura. Amigos como el rockero Lou Reed, el artista plástico David Černý, o el escritor de origen hindú Salman Rushdie expresaron también su dolor y admiración por Václav Havel. Descanse en paz.

19-12-2011