Bélgica teme exponer al "Saddam checo"

07-02-2006

Prohibida en Bélgica fue la obra del artista checo David Cerný que representa al ex dictador iraquí Saddam Hussein en un acuario. La obra podría formar parte de una exposición de arte contemporáneo en el museo Dronkenput. Sin embargo, las autoridades locales la rechazaron por temor a una reacción negativa por parte de los radicales musulmanes.

Foto: CTKFoto: CTK Las autoridades de la ciudad belga de Middelkerke prohibieron la exposición de la parodia a Saddam Hussein titulada "Tiburón", en la que se muestra al ex dictador iraquí a manera de tiburón atado dentro del agua verdosa de un acuario, por temor a una eventual venganza de parte de los radicales árabes. El alcalde de la ciudad, Michel Landuyt, calificó la obra como "explosiva".

El artista checo David Cerný afirmó que comprende los temores de las autoridades belgas, aunque la idea de su obra no es la de provocar conflictos entre el mundo cristiano y musulmán.

"Se trata de una desinterpretación de mi obra. Me molesta el escándalo que ha provocado. No creo que se trata de una especie de censura, más bien me siento inquieto por el hecho de que cuestiones políticas comienzan a reflejarse negativamente en la vida cotidiana de los ciudadanos europeos".

Foto: CTKFoto: CTK La decisión de los belgas resulta lógica en la actual atmósfera tensa cuando en el mundo árabe protesta con fuego y violencia contra las caricaturas del profeta Mahoma publicadas por la prensa danesa.

El cardenal checo, Miloslav Vlk, destacó que el problema consiste en la mala concepción de la palabra "libertad" por parte de las culturas occidentales.

"Resulta erróneo considerar la libertad como algo que no tiene límites, que nos permite hacer cualquier cosa sin la necesidad de respetar los derechos y las libertades de nuestro prójimo. Esta concepción falsa provoca lógicamente reacciones negativas. Por otra parte, esto no justifica el uso de la violencia".

Las caricaturas del profeta Mahoma provocaron una ola de violencia por parte de los radicales árabes que incendiaron el pasado fin de semana las oficinas danesas en Siria y El Líbano.

07-02-2006