Bush y Putin: hay que aumentar la cooperación en seguridad nuclear

25-02-2005

El estado de la democracia en Rusia, las armas nucleares y la lucha contra el terrorismo - estos fueron los principales temas del diálogo entre los presidentes de EE.UU. y Rusia, George Bush y Vladimir Putin, en Bratislava.

Presidentes de EE.UU. y Rusia, George Bush y Vladimir Putin, en Bratislava (Foto: CTK)Presidentes de EE.UU. y Rusia, George Bush y Vladimir Putin, en Bratislava (Foto: CTK) El presidente estadounidense, George Bush, criticó la falta de libertades democráticas existentes en Rusia. Insinuó que Rusia debería respetar en mayor medida sus principios.

"El sistema democrático siempre tiene que respetar las tradiciones y la cultura de cada país. Pero todas las democracias tienen ciertos elementos comunes - el poder judicial, la protección de las minorías, una prensa libre y una viable oposición política".

El presidente ruso protestó contra tales formulaciones, calificando los temores de EE.UU. como infundados. Afirmó que Rusia decidió seguir el camino de la democracia y que este proceso es irreversible. Agregó que la diferencia de opiniones sobre este tema no tienen que perjudicar las relaciones entre Moscú y Washington.

Los dos estadistas acordaron cooperar en programas de la seguridad nuclear y en la lucha contra el terrorismo. Putin afirmó que EE.UU. y Rusia tienen la tarea de "neutralizar" cualquier intento de grupos terroristas de adquirir armas de exterminio masivo. Bush y Putin llegaron a la conclusión de que Irán y Corea del Norte no tienen que disponer de armas nucleares. Constataron que todavía este año debería celebrarse una conferencia internacional sobre la seguridad atómica. EE.UU. y Rusia cooperarán en el aumento de la seguridad de las instalaciones nucleares con proyectos conjuntos hasta finales de 2008.

Presidentes de EE.UU. y Rusia, George Bush y Vladimir Putin, en Bratislava (Foto: CTK)Presidentes de EE.UU. y Rusia, George Bush y Vladimir Putin, en Bratislava (Foto: CTK) Vladimir Putin destacó en la cumbre el interés de Rusia por incorporarse en la Organización Mundial del Comercio. Sin embargo, George Bush había advertido con antelación que Moscú tiene que demostrar en primer lugar que su mercado está plenamente liberalizado. Aún así, los dos estadistas llegaron a acuerdo de que la entrada de Rusia en la Organización Mundial del Comercio hay que apresurarla.

EE.UU. y Rusia firmaron un acuerdo bilateral en el que se comprometieron a intercambiar informaciones sobre el comercio de misiles antiaéreos portátiles y la destrucción de los artefactos declarados obsoletos por sus fuerzas armadas.

25-02-2005