Cada vez más checos desean aprender español

15-09-2003

Un número cada vez mayor de checos decide estudiar español. ¿A qué se debe esa popularidad del español entre los checos?

Aprender español se puso últimamente de moda en la República Checa. Después del inglés y del alemán, el español se convierte en el idioma más extendido en este país. Además de escuelas públicas, se enseña en diversos establecimientos privados. Uno de ellos es el Instituto de Español, en Praga que, según nos dijo su director, Nicomedes Gutiérrez, desde hace un par de años se empeña por la divulgación de ese idioma entre los checos.

"Este es el inicio de nuestro cuarto año lectivo en la República Checa. Nos dedicamos a la enseñanza y a la difusión del español, a la vez que realizamos seminarios y otras actividades de carácter cultural. En nuestra labor cooperamos con varias entidades internacionales que se dedican al español, así como con empresas españolas y latinoamericanas que operan en la República Checa".

Nicomedes Gutiérrez sostuvo que el Instituto de Español en Praga lo frecuentan personas de todas las edades y de distintas profesiones. Los cursos son desde el nivel inicial hasta los más avanzados y el egresado recibe un certificado especial. El Instituto coopera con el Ministerio de Educación y con el Instituto Cervantes, de España, así como con diversos centros docentes de América Latina. Según Nicomedes Gutiérrez, el interés de los checos por el español crece constantemente.

"Es un poco difícil decir una cifra exacta sobre cuántos checos estudian el español, pero según datos de los que dispongo, se trata de un 1,5 por ciento de la población, aproximadamente. En nuestros cursos hemos notado últimamente un incremento del interés por el español. Por otra parte, debido a la apertura que ha tenido la República Checa a los mercados internacionales y al turismo, más que todo con España, el interés por el español se ha incrementado mucho en este último tiempo. Tanto escuelas privadas como públicas y universidades han empezado a darle una mayor importancia al idioma español y lo han puesto en un determinado lugar que poco a poco ha ido ganando su respectivo espacio dentro de este mercado".

La visión de Nicomedes Gutiérrez sobre el futuro del Instituto de Español en Praga, refleja el interés que hay por el idioma en la República Checa.

"El sueño que yo tengo es hacer de este centro no solamente un centro de idiomas, sino también un centro de cultura, un centro de informaciones y, si se nos da la posibilidad, también un centro de negocios".

15-09-2003