Cada vez más jóvenes checos quieren aprender español

29-09-2005

El creciente interés por el español en la República Checa en los últimos quince años lo demuestra la creación de secciones checo-españolas en varios liceos checos. Hace diez años había sólo dos secciones bilingües, una en Praga y otra en Brno. El año pasado abrió sus puertas una sección checo-española en uno de los liceos de la ciudad de Olomouc y este año también en Ceské Budejovice.

Alumnos de la sección checo-española de liceo de Brno en EspañaAlumnos de la sección checo-española de liceo de Brno en España Las secciones checo-españolas en liceos de la República Checa forman parte de un programa educativo, acordado entre los gobiernos checo y español. La primera sección de español fue abierta en Praga en 1990. Los liceos son públicos, los alumnos tienen que tener muy buenas notas en el examen de ingreso. A la enseñanza en la "sección Federico García Lorca" del Instituto Bilingüe de la ciudad de Brno, se refirió Eva Jagelská, jefa de esa división.

"Nuestra sección lleva unos diez años. Cuando empezamos, casi nadie sabía que aquí en Brno existía un instituto bilingüe checo-español. Desde entonces se hizo mucho trabajo y, gracias también a una amplia campaña publicitaria, actualmente tenemos la capacidad llena. Nuestra sección la frecuentan unos 180 alumnos, entre el primer y el sexto año del liceo. En los primeros dos años los alumnos tienen clases intensivas de español. Y a partir del tercer año, enseñamos en español varias asignaturas: matemáticas, física, química, historia y geografía".

Los alumnos participan asimismo en actividades culturales organizadas por la Embajada de España en la República Checa, por ejemplo en el festival de teatro español. El liceo cuenta con profesores de España con amplia experiencia, quienes afirman que para los alumnos checos estudiar en idioma extranjero no representa ninguna dificultad. Rosa Bachs, profesora de matemáticas del liceo de Brno, los compara con sus alumnos de Barcelona.

Foto: La Comisión EuropeaFoto: La Comisión Europea "Yo no veo que tengan especiales problemas. Hay asignaturas que les tienen que ser más difíciles que las matemáticas. Por ejemplo, en geografía e historia tienen que redactar los exámenes en español. El nivel de los estudiantes checos es muy bueno. Yo no hablo aquí más despacio porque con los alumnos checos a partir del quinto año ya voy a un ritmo normal".

Los graduados pueden seguir sus estudios en universidades checas, muchos de ellos consiguen obtener una beca en España. Eva Jagelská afirma que en los últimos años creció la presencia española en Brno, lo que motiva a los alumnos checos. También por ello, la sección bilingüe de Brno es muy popular.

"Hay también bastante interés en estudiar en este instituto. Personalmente me hace ilusión el trabajo aquí en la sección bilingüe. El trabajo es muy variado y tenemos muchas posibilidades de viajar a España. Los profesores españoles tienen mucho trabajo, ya que el interés por el español es bastante elevado".

Como afirma Eva Jagelská, esta "explosión" en cuanto al surgimiento de nuevas secciones checo-españolas en liceos de la República Checa se debe en especial a la política lingüística promovida por España en el exterior. El éxito de esa política lo testimonia por ejemplo el hecho, de que el español se convirtió en el segundo idioma extranjero, después del inglés, que los alumnos de la enseñanza media en la República Checa quieren aprender.

29-09-2005