Café más barato y cigarrillos más caros en el 2004

30-12-2003

El incremento del precio de la energía, de los servicios telefónicos, del alcohol y de los cigarrillos son algunos de los cambios que esperan a los habitantes de la República Checa en el año 2004. Sobre el tema conversamos con Ivana Vonderková.

¿Los analistas coinciden en que el año 2003 ha sido un año exitoso para los checos. Especialmente porque fueron creciendo los sueldos y por ende, el nivel de vida de los habitantes. Se mantendrá esa tendencia también el próximo año?

El inicio de cada nuevo año los ciudadanos suelen esperarlo con grandes expectativas. Para la República Checa el mayor cambio en el 2004 será su ingreso en la Unión Europea. Es difícil predecir lo que la entrada en la Unión aportará a cada uno de los ciudadanos de este país pero, por cierto, además de muchas ventajas, significará también compromisos. Estoy segura, no obstante, que las ventajas prevalecerán.

Mucho se habla últimamente del alza de precios que se espera en el 2004 y que preocupa a los ciudadanos. ¿Se relaciona éste con la entrada en la UE?

Es cierto que se espera el aumento de los precios de algunos servicios y productos de consumo y que crecerán varios impuestos. Todo está estrechamente relacionado con la reforma de las finanzas públicas iniciada en el 2003 por el Gobierno checo. Los fumadores pueden esperar que de no desistir a su vicio, deberán pagar por cada cartón de cigarrillos unos dos euros más que antes. Igualmente se pagará más por las bebidas alcohólicas, por los servicios telefónicos, por la peluquería, por el gas y la energía eléctrica que se gastan en los hogares.

Y en cuanto a los impuestos, ¿cuáles serán los mayores cambios?

Bien, la reforma de las finanzas públicas cuyo objetivo es el saneamiento de la economía nacional implica un sistema tributario más rígido. Junto con ello se promoverá un más justo sistema de concesión de subsidios sociales para minimizar la posibilidad de su abuso. Los empresarios, por ejemplo, independientemente de las ganancias que presenten oficialmente, deberán pagar seguro por enfermedad y seguro social. Se reducirán las prestaciones por enfermedad, así como los subsidios de paro, lo que motivará más a las personas a no quedarse en casa y trabajar.

Pero, seamos optimistas. En el sector estatal se introduce un nuevo sistema de remuneración que promete un cierto aumento de salarios. Además, con la entrada en la Unión Europea cambiarán las tarifas tributarias de algunos productos a raíz de lo que el café, el cacao, el té, los chicles y las flores, por ejemplo, serán más baratos.

30-12-2003