Calma en el escenario extremista checo

26-07-2016

El escenario político de extremistas se calmó en el segundo trimestre de este año en la República Checa en comparación con los meses anteriores. Así lo afirma el nuevo informe de seguridad nacional publicado por el Ministerio del Interior.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo Las agrupaciones políticas radicales aún no han encontrado un nuevo tema central tras la reducción de la ola de inmigración y siguen divididas y debilitadas por peleas mutuas.

Ese es el mensaje esencial del monitoreo del escenario extremista checo en el segundo trimestre de 2016, dado a conocer por el Ministerio del Interior. Sin embargo, la situación podría cambiar tras los recientes atentados terroristas en Europa occidental, destacó en la Televisión Checa Miroslav Mareš, experto en extremismo de la Universidad Masaryk de Brno.

Foto: Jiří Čondl, ČRoFoto: Jiří Čondl, ČRo “Tras los atentados, los extremistas podrían volver a movilizar a nuevos simpatizantes. Se puso en evidencia que las manifestaciones antiislamistas no fueron capaces de llenar las plazas urbanas como lo habían hecho el año pasado. No obstante, de cara a los recientes sucesos, es posible que la gente vuelva a tener la necesidad de expresar su apoyo a las agrupaciones radicales, porque se sentirá preocupada y pedirá un gobierno de mano dura, que prometen los grupos de extrema derecha”, dijo.

Brexit, un nuevo impulso para los extremistas

Foto ilustrativa: Dave Kellam, CC BY-SA 2.0Foto ilustrativa: Dave Kellam, CC BY-SA 2.0 El Brexit, o sea la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, se convirtió en uno de los temas centrales que volvieron a unir en cierto modo a los extremistas.

“El Brexit fue uno de los temas de movilización del escenario extremista tanto de derecha como de izquierda, que podrían tratar de copiarlo, iniciando el Czexit, es decir un referéndum sobre la retirada de la República Checa de la UE. Eso conviene a las fuerzas afines a las corrientes pro-Putin”, indicó el experto.

La reducción de las actividades atañe a ambos extremos del espectro político, pero no significa un fin absoluto del radicalismo en el país, ni mucho menos.

Miroslav Mareš, foto: archivo de la Universidad CarolinaMiroslav Mareš, foto: archivo de la Universidad Carolina “La verdad es que incluso el número de ataques realizados por la red de células revolucionarias en dicho periodo no fue tan elevado como en los años pasados. Por otro lado, eso no significa que estas agrupaciones hayan desaparecido por completo, que no haya extremismo en el país. Sí que existe, pero la situación no es tan dramática en comparación con los meses anteriores”, subrayó Mareš.

En el segundo trimestre de este año, el Ministerio del Interior ha registrado 91 actividades de carácter extremista, de las que 43 fueron organizadas por la izquierda, 28 por la derecha y 20 por las agrupaciones antiislamistas y antiinmigrantes. Entre abril y junio, la Policía recibió un total de 45 denuncias por delitos extremistas.

26-07-2016