Cámara Baja aprueba desregulación de alquileres

21-12-2005

A partir de enero del 2007 se elevarán los alquileres en la República Checa. La Cámara Baja aprobó este martes un proyecto de la ley de alquileres.

Ministros Skromach y Sobotka (Foto: CTK)Ministros Skromach y Sobotka (Foto: CTK) El incremento del alquiler regulado atañe a unos 750 mil apartamentos, lo cual representa aproximadamente una quinta parte del fondo de viviendas en el país. La normativa persigue implantar mayor justicia en el mercado de viviendas checo.

El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara Baja gracias a los votos de los diputados de la coalición gubernamental. Según la normativa, el coste del alquiler de una vivienda con alquiler regulado, aumentará cada año en un catorce por ciento. Así, en el curso de unos cinco años los alquileres en las grandes ciudades podrían subir hasta en un cien por ciento. A su vez, la elevación de los precios en poblaciones más pequeñas no debería ser tan marcada.

La diputada Zdenka Horníková, del oposicionista Partido Cívico Democrático, señaló que su formación política no respaldó dicho proyecto, por considerar que tenía muchos "puntos débiles".

"El proyecto omitió las proposiciones de nuestro partido que perseguían equilibrar la posición de los propietarios de las viviendas de alquiler y de los inquilinos. Preferiríamos que los alquileres sean establecidos en base a contratos directos entre el propietario y el inquilino y que el Estado no se inmiscuya más en forma de la regulación de los alquileres".

Los propietarios de las casas de alquiler consideran insuficiente el incremento de alquileres. Tomislav Simecek de la Asociación de Propietarios de Casas de Alquiler, señala que aplicarse la nueva normativa, recién al cabo de cuatro años los alquileres llegarían a cubrir los gastos de mantenimiento de los edificios y ello sólo en algunas ciudades.

Tomislav Simecek apuntó que el borrador aprobado sigue omitiendo los derechos de los propietarios de viviendas. A éstos, por lo tanto, no les queda otra que buscar ayuda del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

21-12-2005