Cambio de guardia en el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas checas

02-12-2002

La profesionalización de las Fuerzas Armadas Checas es la tarea principal del nuevo Jefe del Estado Mayor, Pavel Stefka, quien sustituyó al general Jiri Sedivy tras cuatro años y medio de gestión.

Jiri Sedivy con Pavel Stefka, Foto: CTKJiri Sedivy con Pavel Stefka, Foto: CTK Con la llegada de Pavel Stefka al frente del Estado Mayor se esperan los mayores cambios en la historia de las Fuerzas Armadas checas puesto que se dará inicio a la primera etapa de la profesionalización de las mismas.

Durante cuatro años y medio el Estado Mayor estuvo dirigido por el general Jiri Sedivy quien tuvo la tarea de estabilizar la Fuerza Armada como resultado del ingreso del país en la OTAN.

Durante ese periodo los soldados checos brillaron en misiones internacionales, ya fuese en el territorio de la antigua Yugoslavia como directamente en los Balcanes. El papel de los soldados checos fue altamente valorado a nivel internacional.

Uno de los problemas con los que topan las Fuerzas Armadas de los países poscomunistas es que se encuentran sobredimensionadas, muchas veces se trata de grandes centros burocráticos en los que cuesta tomar decisiones y resulta difícil reaccionar a las necesidades del momento.

Jiri Sedivy, Pavel Stefka y Vaclav Havel, Foto: CTKJiri Sedivy, Pavel Stefka y Vaclav Havel, Foto: CTK Es por ello que con la profesionalización de las Fuerzas Armadas, la República Checa trata de crear ejércitos ágiles, dinámicos y de alto nivel, capaces de estar a la altura de sus colegas de la OTAN.

El nuevo jefe del Estado Mayor, Pavel Stefka, llegó pisando fuerte y ya antes de tomar posesión de su cargo había anunciado cambios en la mayoría de los puestos de dirección en los que ha nombrado oficiales menores de cincuenta años, en la mayoría de los casos. Por su parte, el primer ministro checo, Vladimír Spidla, anunció que firmó en Bratislava un acuerdo con su homólogo eslovaco, Mikulas Dzurinda, sobre la protección común del espacio aéreo de los dos países.

Los especialistas deben elaborar un proyecto a más tardar en un mes para poner en marcha lo que se ha empezado a llamar "Cielo Común". El primer ministro checo dijo que por el momento no se ha planteado la expansión del proyecto, pero que no está en contra de que el mismo se sumen Polonia y Hungría.

02-12-2002