Cambios en el sistema de pagos de medicamentos

16-08-2007

Cambios en el pago de medicamentos en las farmacias esperan a los ciudadanos checos a partir del próximo año, en caso de que el Parlamento apruebe el proyecto de reforma de las finanzas públicas.

El proyecto de reformas, presentado el pasado martes al Parlamento por el Gobierno de coalición centroderechista, introduciría cambios fundamentales en el financiamiento de diferentes sectores de la sociedad. El Gabinete confía que las reformas permitirán reducir el déficit presupuestario y ayudarán a frenar el crecimiento de la deuda externa del país.

El sistema de salud es uno de los sectores donde a partir del año próximo los ciudadanos podrían registrar varios cambios en caso de ser aprobadas las reformas. Cada paciente, incluyendo niños y ancianos deberá pagar treinta coronas, poco más de un euro, por cada visita al consultorio médico. Además, se modificaría el sistema de pagos de medicamentos en las farmacias.

Según el proyecto, el paciente deberá pagar en la farmacia un euro por cada receta médica que supondrá la adquisición de un solo tipo de medicamento. Deberá cubrir asimismo el eventual pago adicional por determinados medicamentos que son más caros. Debido a que se cuenta con el incremento del IVA (impuesto sobre el valor añadido) en los fármacos del 5 al 9 por ciento, el paciente gastaría así en las farmacias el doble de lo que gasta ahora. No obstante, el presidente de la Cámara Farmacéutica Checa, Lubomír Chudoba, afirmó que el nuevo sistema de pagos no afectará al paciente, puesto que supone otras compensaciones.

"El nuevo sistema es ventajoso para el paciente. Permite reducir el precio de medicamentos modernos de alto coste, mientras que los fármacos poco eficaces y obsoletos costarán más. Los ciudadanos tendrán que pagar por cada receta, pero el saldo definitivo en la farmacia será menor, debido a la planificada reducción de los márgenes comerciales", dijo Lubomír Chudoba.

Los farmacéuticos se quedarán con las ganancias por las recetas médicas, al tiempo que deberán descontar esa misma suma de sus márgenes comerciales en los medicamentos. El paciente, por tanto, pagará menos por la mayoría de los medicamentos. El nuevo modelo puede parecer complicado pero, según insisten los especialistas, su principio fundamental es permitir que cada persona tenga acceso a los fármacos más costosos y, al mismo tiempo, que se reduzca el despilfarro de medicamentos fácilmente accesibles.

16-08-2007