Campaña ¡Alto a la violencia contra los niños!

13-10-2005

Combatir decididamente el maltrato y el abuso sexual de los niños persigue la campaña ¡Alto a la violencia contra los niños! iniciada este mes de octubre en la República Checa.

¿Qué hace estremecer más los corazones que el llanto de un niño? En un nuevo spot televisivo una niña aparece llorando en una ventana y un hombre debajo de la ventana se protege con su paraguas. Una voz pregunta: "¿También usted se esconde cuando un niño sufre?"

Según datos oficiales, en la República Checa anualmente más de 30 mil niños son maltratados o expuestos al abuso sexual. Cada año, unos cincuenta niños mueren a consecuencia de malos tratos. En la mayoría de los casos, el "maltratador" es uno de los padres.

Divulgar esos alarmantes datos entre la opinión pública checa y animar a los ciudadanos a advertir y a combatir este tipo de violencia, tal es el objetivo de la campaña ¡Alto a la violencia contra los niños! promovida por la fundación humanitaria checa "Nuestros hijos".

"Nos impulsó realizar esta campaña el hecho de que cada año crece en nuestro país el número de niños maltratados. Mientras que en el año 2002 fueron registrados mil 235 casos de maltrato físico y psíquico o de abuso sexual a niños, el año pasado la Policía checa investigó mil 720 casos. Ante tal situación no podemos permanecer indiferentes, más cuando muchos de los "maltratadores" no llegan a ser condenados, porque demostrar su culpabilidad resulta a veces difícil", señala Zuzana Baudysová, directora de la fundación "Nuestros hijos".

En los medios de transporte y otros lugares públicos a lo largo y ancho del país aparecieron este mes de octubre carteles y vallas publicitarias que exhortan a los ciudadanos a proteger a los niños y a denunciar los casos en que sean maltratados. El símbolo de la campaña - una curita - lo explica Zuzana Baudysová.

"Consideramos que una curita es el mejor símbolo. Cuando un niño se lastima, por más pequeña que sea la herida, suele romper a llorar. Pero cuando su mamá le cubre la herida con una curita, el niño se tranquiliza. La curita de nuestra campaña refleja nuestros empeños por curar y prevenir nuevas heridas tanto físicas como psíquicas que puedan sufrir los niños checos".

En sus esfuerzos por ayudar a los niños privados de uno de sus mayores derechos, el derecho a vivir rodeados de amor y entendimiento, la fundación "Nuestros hijos" ha ayudado también a crear varios centros de asilo temporal para los niños y sus madres que hayan sido maltratados por sus familiares.

13-10-2005