Canciller checo amenazado de muerte por su postura hacia Cuba

10-11-2005

El ministro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda y su familia serán acribillados en caso de que la diplomacia checa no cambie en un plazo de cuatro días su dura postura contra el régimen de Fidel Castro. Este fue el contenido de una llamada anónima recibida por la Policía checa.

Ministro de RR.EE. checo, Cyril SvobodaMinistro de RR.EE. checo, Cyril Svoboda La Policía checa, que se dedica a la investigación del caso, ha adoptado todas las medidas necesarias para la protección del ministro y su familia. El proceso de investigación lo está siguiendo el ministro del Interior, Frantisek Bublan.

Según indicó el portavoz de la cancillería checa, Vít Kolár, el ministro Svoboda se enteró de la amenaza el lunes.

"El centro operativo de la Policía checa recibió ese día una llamada telefónica anónima. Su autor amenazó de muerte al ministro Svoboda y a su familia en caso de que la diplomacia checa no cambie su política radical contra el régimen castrista de Cuba".

Cyril Svoboda apuntó que como ministro de RR.EE. tiene presente que pueden ocurrir casos similares. No obstante, considera inaceptable que en el caso esté involucrada su familia.

Cyril Svoboda con sus hijos (Foto: CTK)Cyril Svoboda con sus hijos (Foto: CTK) El canciller checo rechazó categóricamente cambiar la política exterior de la República Checa. "Nadie logrará desviarnos del camino emprendido", insistió Svoboda.

La llamada telefónica fue recibida por la policía precisamente el lunes, cuando la diplomacia checa exigió a la Unión Europea adoptar una postura más enérgica contra el régimen de Fidel Castro.

La República Checa figura entre los críticos más activos del régimen cubano en la ONU, logrando imponer en el pasado varias resoluciones contra la violación de los derechos humanos en la Isla.

Las tensas relaciones entre Praga y La Habana se congelaron aún más a finales del mes de octubre, cuando las autoridades cubanas prohibieron a la embajada checa celebrar la fiesta nacional del 28 de octubre en el hotel Meliá en La Habana, puesto que a la ceremonia fueron invitados los familiares de los disidentes cubanos. La actitud de la administración cubana originó una guerra diplomática entre la República Checa y Cuba.

10-11-2005