Canciller checo discrepa con el presidente sobre las causas de la crisis migratoria

06-01-2016

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Lubomír Zaorálek, considera que las causas de la crisis migratoria son muchos más complicadas de lo que se imagina el presidente Miloš Zeman. El canciller reaccionó así a las declaraciones del mandatario que sostuvo que la ola migratoria la organiza la Hermandad Musulmana.

Miloš Zeman (a la derecha), foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRoMiloš Zeman (a la derecha), foto: Khalil Baalbaki, Archivo de ČRo En una entrevista para la Radiodifusión Checa (ČRo), el presidente Miloš Zeman aseguró este lunes que altos representantes del mundo árabe le confirmaron que la ola migratoria es fruto de los Hermanos Musulmanes.

El mandatario apoya la teoría y la presenta como la causa de una “invasión organizada” para dominar el Viejo Continente.

El ministro de Relaciones Exteriores, Lubomír Zaorálek, no comparte las palabras del presidente, según dijo en entrevista para la Televisión Checa (ČT).

Lubomír Zaorálek, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoLubomír Zaorálek, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo “Tengo la sensación de que las cosas son diferentes. Creo que resultaría más acertado decir que se trata de un gran negocio en manos de los contrabandistas de personas“.

El canciller checo aseguró que semejante flujo migratorio no es obra de un único grupo.

“Los preparativos del enorme sistema logístico que se ha puesto en marcha no son algo que pueda quedar en manos de una única organización. Por supuesto que el llamado Estado Islámico desempeña un papel importante en todo esto, pero no podemos simplificar las cosas y decir que se trata de un centro único, y por lo tanto de un único culpable“.

Václav Klaus, foto: ČTKVáclav Klaus, foto: ČTK Las críticas de Zaorálek estuvieron dirigidas también contra el ex presidente Václav Klaus, que insiste en que Europa es la responsable de la crisis migratoria.

“No es sabio creer que patear a la Unión Europea, hasta que se rompa por completo, pueda traer beneficios a la República Checa“.

A diferencia de Klaus, el ministro Zaorálek está plenamente convencido de que el favorable desarrollo económico que registra el país se debe a su ingreso en la Unión Europea.

Foto: ČTKFoto: ČTK Chequia tiene una serie de obligaciones y beneficios que derivan de su adhesión a las estructuras europeas e internacionales, que ayudan además a reforzar su seguridad, indicó el ministro y en relación a la crisis migratoria agregó que hay que fortalecer las fronteras externas de Europa, no las internas.

06-01-2016