Castigos severos para los que dejaron huir al multimillonario

22-06-2005

El Primer Ministro checo, Jirí Paroubek, pide un castigo severo para los policías que permitieron la fuga del empresario, Radovan Krejcír, acusado de preparar un fraude millonario y un asesinato. La policía mantiene un embargo informativo acerca del caso. Parece ser que los detectives de la policía anticorrupción cometieron tras la detención de Krejcír errores mucho más graves de lo que se suponía.

Los policías del servicio anticorrupción fracasaron en el caso de Krejcír totalmente, declaró ayer martes el Primer Ministro, Jirí Paroubek, después de su reunión con el ministro del Interior, Frantisek Bublan.

"Pedí al ministro que junto con el presidente de la Policía sancionaran inmediatamente a todas las personas que estuvieron presentes en la redada. Estos policías deberían ir a patrullar en las calles, ser puestos fuera del servicio o despedidos de las filas de la policía".

El multimillonario Radovan Krejcír escapó a la policía anticorrupción el pasado sábado ocho horas después de su detención en su residencia en Cernosice, cerca de Praga. El ministro del Interior aún ayer afirmó que el empresario huyó por la ventanilla del baño. Al mismo le había acompañado un policía que incluso le permitió a Krejcír cerrar la puerta.

El diario Lidové Noviny de hoy describe los hechos de una manera un poco diferente. Durante el registro domiciliario uno de los policías preguntó a Krejcír dónde está el servicio. Krejcír se lo mostró y después de que el policía se encerrara en el baño, el empresario desapareció. Los policías tardaron bastante tiempo en empezar a buscarlo. Luego encontraron únicamente la puerta trasera del jardín abierta.

En la actualidad la policía investiga las grabaciones de vídeo de la intervención policíaca, así como las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la villa del detenido. Éstas podrían aclarar las circunstancias de la fuga del multimillonario Radovan Krejcír.

22-06-2005