Cenek Pavlík, virtuoso de violín que ama la arqueología y estudia el canto de los pájaros

07-02-2005

En el espacio regular de Radio Praga, dedicado a la música checa, les ofrecemos la semblanza del virtuoso de violín, Cenek Pavlík, nacido en 1955.

Cenek Pavlík, destacado representante de la escuela checa del violín, empezó a tocar a los cinco años de edad. Las notas las aprendió antes que las letras. Desde los seis años actuaba con su padre, que lo acompañaba al piano. La primera actuación pública del pequeño violinista tuvo lugar en el balneario de Tousen, en los alrededores de la capital checa.

Cenek Pavlík estudió posteriormente violín con la profesora Nora Grumlíková en el Conservatorio de Praga y en la Academia de Bellas Artes. A los 15 años ganó el concurso radiofónico internacional Concertino de Praga, a los 21 años obtuvo el primer premio en el concurso internacional de violín del Festival Primavera de Praga y a los 24 años triunfó en el certamen internacional Emily Anderson, en Londres. Los éxitos en los concursos internacionales abrieron a Cenek Pavlík las puertas de las prestigiosas salas de conciertos y de las discográficas.

Una parte inseparable de la carrera artística de Cenek Pavlík es la interpretación de la música de cámara. Con el renombrado pianista Ivan Klánský y con el violonchelista Marek Jerie fundó en 1986 el Guarneri Trio Prague. Este conjunto de cámara ha cosechado éxitos en Europa, Canadá, Australia y América del Sur. En sus actuaciones con el trío, Cenek Pavlík toca un precioso violín confeccionado en 1753 por Guarneri del Gesu.

Cenek Pavlík compagina su intensa vida de concertista con dos hermosos hobbies. En su tiempo libre se dedica a la arqueología, especializándose en el estudio de los azulejos, utilizados en las pasadas centurias para la construcción de estufas. Pavlík desenterró varios primorosos ejemplares ricamente decorados y con el artista plástico Michal Vitanovský elaboró "Enciclopedia de los azulejos en Bohemia, Moravia y Silesia". El libro editado en 2004, contiene 1300 ilustraciones que muestran destacados motivos representados en los azulejos de la época gótica y renacentista. ¿Y el otro de los hobbies del violinista Cenek Pavlík?

El canto de los pájaros. Cenek Pavlík ha averiguado que en cada región checa los mirlos interpretan otro repertorio e incorporan a su canto los sonidos de su entorno. El violinista afirma que es imposible hacer una anotación musical del canto de los pájaros ya que sus tonos oscilan rápidamente.

07-02-2005