Cerámica para los chalecos antibalas

01-02-2018

Investigadores de Brno están desarrollando un material que podría ser de utilidad para los chalecos antibalas.

Foto: ČTKFoto: ČTK En el Instituto de Tecnología Centroeuropeo de Brno (CEITEC) se está probando un tipo especial de cerámica que parece ser más resistente y barata de producir que otros materiales usados para los mismos propósitos.

La empresa Prototypa llevó a cabo unas pruebas de resistencia para comprobar el nivel de perforación que sufría este material. Para ello, sometieron a esta cerámica al impacto de balas de metralleta con núcleo de acero y los resultados fueron muy positivos. Mientras que en otros materiales las balas pudieron hacer un agujero, no fue así con este tipo de cerámica, y aunque se quebró, no sufrió una perforación por parte de los proyectiles. Así lo explicó Jakub Roleček, uno de los investigadores de CEITEC, para la Televisión Checa.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Toda la energía del impacto provocó la pulverización de la cerámica. Si vemos esta placa, se puede ver que no hay nada, solo algunas esquirlas de la cerámica, mientras que el kevlar habría retenido fácilmente la bala”.

El uso de compuestos cerámicos para chalecos antibalas no es nuevo. Sin embargo, los investigadores tenían la intención de realizar algunas mejoras, y gracias a la producción de este material, se podrían fabricar chalecos antibalas más finos y ligeros, pero sin perder resistencia, ya que esta cerámica especial ha demostrado absorber mejor la energía de los impactos de bala. Este material lo produce el propio centro de investigación en Brno y en el futuro podrían tener como cliente al ejército checo, que actualmente compra estos materiales en Alemania. Al respecto hizo unas declaraciones para la Televisión Checa el director del Insituto de Investigación Militar de Brno, Bohuslav Šafář.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Todavía vamos a Alemania porque allí es más ventajoso, pero visto que lo están desarrollando aquí seis o siete empresas, suponemos que en una será tan bueno como para comprarlo aquí en lugar de en Alemania”.

También se está probando el uso de este material en la fabricación de coches blindados. Con este propósito, se cubrirán los vehículos con hexágonos de cerámica dispuestos uno junto a otro. Además, los investigadores están experimentando con nuevas combinaciones de compuestos híbridos a la búsqueda de materiales aún más resistentes.

01-02-2018