Chequia adopta nueva estrategia de innovaciones hasta 2030

19-02-2019

Incrementar el dinero destinado al desarrollo científico-técnico, respaldar el surgimiento de empresas emergentes y alcanzar la aplicación de la infraestructura inteligente. Estas son las principales metas de la nueva Estrategia de Innovación de la República Checa hasta el año 2030.

Andrej Babiš presentando  la estrategia de innovaciones hasta 2030, foto: ČTK/Ondřej DemlAndrej Babiš presentando la estrategia de innovaciones hasta 2030, foto: ČTK/Ondřej Deml Chequia, además de ser un país de gran atractivo turístico, debería transformarse en un reconocido centro científico a nivel europeo. Así lo supone la nueva Estrategia de Innovación, presentada este lunes en Praga por el jefe del Gobierno, Andrej Babiš.

Andrej Babiš, foto: ČTK/Ondřej DemlAndrej Babiš, foto: ČTK/Ondřej Deml Durante el próximo decenio el país se plantea alcanzar la cúspide europea sobre todo en el sector de las investigaciones y el desarrollo científico-técnico. Para alcanzar ese objetivo a más tardar en 2030, el Estado debe crear las mejores condiciones para el desarrollo de la ciencia, la digitalización, las estructuras inteligentes pero, de acuerdo con Andrej Babiš, tampoco hay que olvidar la importancia de la educación. El primer ministro sostuvo que forma parte de la nueva estrategia la introducción de una nueva materia en la enseñanza secundaria.

”A pesar de algunas objeciones del ministro de Educación, Robert Plaga, estamos convencidos de la importancia de esta nueva materia en las escuelas. Por ello presentaremos a debate público este proyecto que implica que la nueva asignatura que denominamos Tecnología debería ser obligatoria y entrar en el plan de estudio como mínimo una vez a la semana”.

Karel Havlíček, vicepresidente del Consejo de Gobierno para la Investigación, Desarrollo e Innovación y autor principal de la nueva estrategia en la que cooperaron más de 30 especialistas, destacó la necesidad del paulatino incremento de los recursos financieros destinados al desarrollo científico-técnico, sin olvidar propagar los éxitos de este país en el extranjero.

Según Havlíček, en 2018 se logró aprovechar al máximo el dinero reservado a la ciencia.

”Hemos cumplido el plan al 98% en el año 2018, o sea que logramos realizar todo lo que habíamos planificado. Esto lo considero realmente excepcional, más teniendo en cuenta que cada proyecto pasa necesariamente por un proceso de aprobación que lleva algún tiempo. Quiero recordar también que el año anterior, o sea en 2017, de la suma reservada en el presupuesto al desarrollo de la ciencia quedaron sin ser aprovechados unos 78 millones de euros”.

Karel Havlíček, foto: ČTK/Ondřej DemlKarel Havlíček, foto: ČTK/Ondřej Deml La nueva Estrategia de Innovación de la República Checa cuenta con destinar este año fiscal 1400 millones de euros aproximadamente del presupuesto nacional a programas de desarrollo científico-técnico, lo que representa un 1.79% del Producto Interno Bruto (PIB). En el año 2025 los recursos destinados a la ciencia deberían alcanzar el 2.5% del PIB y en 2030 llegar al 3% del PIB.

El jefe del Gobierno, Andrej Babiš, recalcó que Chequia tiene un gran potencial para salir adelante, al tiempo que comentó que para lograr los objetivos de la nueva estrategia, los ciudadanos deberán ser más responsables en su preparación profesional y en su relación con el trabajo.

Añadió que el Estado hará lo posible también, sobre todo en lo que respecta a las remuneraciones, para que los mejores especialistas no sigan marchándose del país, sino que lo hagan sólo para adquirir nueva experiencia y luego regresen, sabiendo que en Chequia tienen aseguradas buenas condiciones de vida y de trabajo.

19-02-2019